Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Al aire libre   -   Sección:   Opinión

Globalidad electoral

Pascual Falces
Pascual Falces
domingo, 22 de octubre de 2006, 06:23 h (CET)
Si en el esfuerzo por seguir la actualidad, por “estar al día”, ya se aburre de los tejemanejes (enredos poco claros para conseguir algo) entre Gobierno y etarras; de la zapatiesta (alboroto, jaleo, riña) formada entorno a las elecciones regionales catalanas; o de la gresca (bulla, algazara, pendencia) entre ministros y oposición, motivos tiene la lectora o lector. Pero, en el mundo pasan otras cosas sobre las que dirigir el catalejo, y tomarse en serio algo que merezca la pena. España, en esta legislatura es un remedo de patio de Monipodio, tal como la anterior lo fue de los grandes errores. Así que, aunque sea como desahogo, se puede levantar el objetivo y dirigirlo hacia algunos enredos electorales recientes que permitan pensar-un-poco sobre esta cita cumbre de la democracia.

Unos días atrás, se contemplaba la necesidad de eficaces Altas Instancias que entendieran de los nuevos trances que acarrea la globalización. Del mismo modo, se entrevé que las elecciones han de tener reglas de funcionamiento universales, y, sobre las que se asienten las sucesivas asambleas, con formalidad. Sin ninguna novedad, porque el sistema de elección se remonta a los orígenes de la democracia, por lo que resulta preciso delimitarlo netamente para evitar, en lo futuro, situaciones tan pintorescas como la vivida en la capital de México durante todo este verano. O, la que recién se está formando con los últimos comicios en el estado de Tabasco, y, la imprescindible intervención judicial en la elección presidencial de Ecuador. Seguro que se han dado un sin fin más, soterradas o no, como consecuencia de la reciente incorporación de “observadores” internacionales. De quien proviene esta idea para reforzar y garantizar la seriedad del proceso es lo de menos, pero sí que se le ha de agradecer el atisbo de globalización de un proceso nacional, local al fin y al cabo.

Los ejércitos nacionales ya forman parte de la solución o neutralización de conflictos en cualquier lugar del globo; la Onu interviene y sanciona a los estados que quieren armarse hasta los dientes con ingenios nucleares; los delitos contra la humanidad son encarrilados hacia el Tribunal Penal Internacional (TPI); y, algo tan circunscrito como la OTAN (Atlántico Norte), se sale de su ámbito geográfico y recibe el encargo de la paz en Afganistán. La paz del mundo radica en el buen entendimiento entre las naciones, y, estas, para que funcionen, han de disponer de los necesarios controles que garanticen la correcta elección de sus dirigentes.

Poco a poco, el mundo va descubriendo sus necesidades para la convivencia. Es como hacerse mayor, y experimentar en cabeza ajena, o en la propia, lo que más conviene. Es preciso, para ello, levantarla por encima de los incultos y pueblerinos modales de quienes no quieren ver más allá de un palmo frente a su nariz. Los que entienden, y pueden ajustar en dónde reside la seriedad de un proceso electoral han de unificar las normas o reglamentos. La presencia o el recurso a su correspondiente organización Superior pueden evitar el tremendo error que conlleva una elección manipulada. La soberanía ha de ser compartida para el pacífico desarrollo de esta hora de la humanidad, es un decir. Si no están de acuerdo, existe una dirección electrónica de reclamación.

Noticias relacionadas

Heroínas antifascistas de ayer y hoy

Irracionalismo independentista

El ejecutivo ha hecho valer su legítimo poder para parar el incumplimiento del ordenamiento jurídico

El otoño de la vergüenza. España amenazada

La excesiva tolerancia y el desconocimiento de la verdadera amenaza que representa para España el separatismo catalán, atenazan al Gobierno

Al sol y a solas

Patios o cómo está el patio (I)

Disyuntivas crueles

¡Nos asaltan a mansalva! ¿Encontraremos el seso suficiente para afrontarlas?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris