Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

¿Votarán a favor de la pederastia?

José Carlos Navarro (Mérida)
Redacción
domingo, 22 de octubre de 2006, 06:25 h (CET)
Ya no escandaliza a nadie la promoción pública de la sexualidad extrema, a la par que anuncian detenciones judiciales sobre la intervención de niños en redes de venta de sexo. La homosexualidad también se vende en estas redes.

De una correcta formación en valores a los niños, en los que con la sexualidad debería tenerse una escrupulosidad manifiesta en cuanto a la edad y capacidades de los menores, dependen sus comportamientos de adultos y su equilibrio psicosociológico. La ministra de Educación, Mercedes Cabrera, manifiesta que le parece bien que se introduzca la homosexualidad en la educación infantil, ya que al ser votado por unos electos eventuales esto es normal. Muchos padres opinan todo lo contrario. Muchos que votaron a esos electos como Cabrera, tampoco están de acuerdo con esa particular visión. Estudios sociológicos sobre la homosexualidad existen y no son nada halgüeños. Sobre la adopción de niños por este tipo de parejas todavía no existen con grado de científicos, pero está claro que el derecho del niño a tener padre y madre se le vulnera al no tener la opción de elegir. Se define pederastia como abuso deshonesto cometido contra los niños, que evidentemente como el maltrato doméstico, podrá ser físico y también psiquico. Aventurado es introducir obligatoriamente a los niños las practicas homosexuales, que para muchos padres pueden ser consideradas reprobables, respetando el derecho a la libertad sexual que debería recíprocamente respetar también el derecho de estos padres y sus hijos. Las consecuencias de tales actuaciones sobre nuestros más pequeños, los dejan al albur del laboratorio de la ingeniería antropológica. Introducir ideas nefastas sobre sexualidad en los niños está cercana a la línea que la separa de la pederastia. En una legislatura de tergiversación de los significados de las palabras, bien pudiera ser esta manipulada, y por qué no, reunirse los electos ingenieros de la sociedad y votar a favor de la pederastia. Todo es cuestión de medios de comunicación al olor del euro fácil, dispuestos al correspondiente bombardeo mediático.

Noticias relacionadas

Heroínas antifascistas de ayer y hoy

Irracionalismo independentista

El ejecutivo ha hecho valer su legítimo poder para parar el incumplimiento del ordenamiento jurídico

El otoño de la vergüenza. España amenazada

La excesiva tolerancia y el desconocimiento de la verdadera amenaza que representa para España el separatismo catalán, atenazan al Gobierno

Al sol y a solas

Patios o cómo está el patio (I)

Disyuntivas crueles

¡Nos asaltan a mansalva! ¿Encontraremos el seso suficiente para afrontarlas?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris