Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

El voto femenino de Chaves

José Carlos Navarro (Mérida)
Redacción
viernes, 20 de octubre de 2006, 22:41 h (CET)
Uno de los defectos que suele tolerarse en la clase política es ser indocumentado, por ser mayoritario. Menos aceptable es que la indocumentación sirva para atacar al oponente político y a las personas que representa. Esta es la de Chaves que achaca a la derecha su oposición al voto femenino en España, que se aprobó hace 75 años, proclamándose en adalid exclusivo del feminismo igualitario.

Ya hemos constatado el feminismo socialista consistente en tener unas bases genuinamente masculinas, donde los cargos medios e inferiores en la administraciones públicas que gobiernan es mayoritamiente masculina. Ese es su ejemplo paritario. El de las paridas es el de Chaves que debería saber que fueron las izquierdas las que creían que era prematura la decisión de incluir el voto femenino o sufragio universal, por creer que esto favorecía a la derecha al ligar a la mujer con el matrimonio y la tradición católica. De hecho, votaron en contra de la ley el propio Partido Radical (a excepción de Campoamor y otros cuatro diputados), Acción Republicana y los radical-socialistas. A favor y sin fisuras los partidos conservadores y la Confederación Española de Derechas Autónomas -opuestas a la ley del divorcio-, el partido socialista y partidos republicanos minoritarios, aprobándose la ley por 161 votos contra 121.

No recuerda o no sabe Chaves, que el voto en contra del socialista Indalecio Prieto -al que ahora se le da su nombre a un estación de ferrocarril la ministra y ex-consejera de su autonomía, Magdalena Álvarez-, que para intentar que no saliera la ley llegó a decir que era "una puñalada trapera para la República".

Noticias relacionadas

Heroínas antifascistas de ayer y hoy

Irracionalismo independentista

El ejecutivo ha hecho valer su legítimo poder para parar el incumplimiento del ordenamiento jurídico

El otoño de la vergüenza. España amenazada

La excesiva tolerancia y el desconocimiento de la verdadera amenaza que representa para España el separatismo catalán, atenazan al Gobierno

Al sol y a solas

Patios o cómo está el patio (I)

Disyuntivas crueles

¡Nos asaltan a mansalva! ¿Encontraremos el seso suficiente para afrontarlas?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris