Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Políticamente incorrecta   -   Sección:   Opinión

Democracia ZP

Almudena Negro
Almudena Negro
@almudenanegro
viernes, 20 de octubre de 2006, 22:41 h (CET)
Se aprobaban esta semana in extremis en el Congreso de los Diputados los Presupuestos Generales del Estado. Y el debate presupuestario pasó sin pena ni gloria ya que los medios de comunicación estaban enfrascados en contarnos que si De la Vega será la elegida en el casting de OT (Operación Tonta) al Ayuntamiento de Madrid para que Rubalcaba pueda convertirse en Vicepresidente del Gobierno y Gallardón respirar más tranquilo, que si el PP es un horror por recordarle a Zapatero que mientras la ETA asesinaba a Joseba Pagazaurtundúa o mientras se firmaba el Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo él andaba viendo a ver cómo podía negociar con los criminales, que si un tío de Esperanza Aguirre compra terreno urbanizable y lo vende, sin mediar recalificación alguna pasados seis años, que si continúa la violencia en Cataluña, que si ICV presenta un tríptico con el lema “fóllate a la derecha” (quiera ésta o no quiera, que eso deben ser detallitos fascistas)…

Y, entretanto, en el Congreso de los Diputados tiene lugar algo acadabrante: el señor Vicepresidente Solbes nos cuenta que da igual qué Presupuestos apruebe el Parlamento. Luego él hará lo que le de la gana. Tal cual. Es decir, que el Parlamento, una de cuyas principales funciones en una democracia es controlar el gasto público, no tiene utilidad alguna. Tanto da lo que digan en la sede de la soberanía nacional porque luego ellos, los socialistas, harán lo que les de la gana. Ese es el respeto de los del PSOE hacia los ciudadanos. Su concepto de la democracia. Su talante.

Claro que estamos hablando del mismo partido que pretende aceptar la creación de una mesa extraparlamentaria en el País Vasco dedicada a los enjuagues con la ETA. Y yo me pregunto para qué votan entonces los vascos en las autonómicas. Que cierren el Parlamento directamente y que ZP nombre diputados… por ejemplo: por el tercio familiar (de la familia de Arnaldo o Patxi, por supuesto). ¿Les suena?

O del partido que sustenta a un Gobierno el cual mantiene –porque cobra del erario público- a un Secretario de Estado de Comunicación que se debe de creer Tribunal Constitucional o Juez del Supremo y que amenaza con vigilar a los medios de comunicación. Fíjense que los reúne y les dice que deben criticar a la oposición y que él estará atento para ver “hasta donde llega el veneno del PP”. ¿Por qué no reinstaurar ya de paso la censura franquista? ¿Y la prensa del Movimiento? ¡Ah! Que para eso está el CAC, modelo a exportar a toda España. Que los políticos decidan qué noticia es veraz y cuál no. Qué se puede publicar o no. ¡Lo que íbamos a ahorrar en Juzgados y jueces y hasta en papel y tonner! Igual al entrevistador de Montilla, Sala I Martín, que tanto desprecia al charnego que no ha pasado un examen de catalán, esta medida le parece liberal. Al fin y al cabo se reduciría el gasto público.

Es el PSOE también el partido cuyas juventudes se dedican, al menos en Cataluña, a agredir a la oposición. Y el partido cuyo líder se negó a condenar los asaltos a las sedes del PP. El mismo líder que dijo aquello de “primero la paz y luego la política” , cuando llevaba ya años consintiendo negociaciones con quienes asesinan a los españoles. Por cierto, que ahora anda ZP vendiéndonos todo lo que él y los suyos apoyaron a los gobiernos del PP en la lucha antiterrorista. Por ejemplo con lo del Comando Dixán, o, sin ir más lejos, el 13 de marzo de 2004, cuando cargos socialistas enviaban SMS para asaltar las sedes del PP. O cuando directamente participaban, junto a Gemma Nierga, la señora de la SER, en los asaltos. Claro que por aquél entonces un tal Rubalcaba decía sin sonrojarse aquello de “no nos merecemos un gobierno que nos mienta”.

Estamos hablando del mismo Presidente que afirmó sentirse cómodo, “no como otros”, en Cataluña, mientras los otros eran agredidos por los suyos. Es decir, que hablamos del partido cuyas Juventudes, hechas a imagen y semejanza de su Secretario General, están hechas unas campeonas del pacifismo.

Y luego me dirán que exagero cuando hablo de la democracia ZP.

Noticias relacionadas

Noticias que impactan...

O ya no

Marta Rovira, feminista, lenguaraz, embustera y manipuladora

"Hay un límite donde la tolerancia deja de ser virtud” B. Burke

Patriotismo vs. pasotismo

“Cuando la patria está en peligro no hay derechos para nadie, sino sólo deberes” E. von Wildenbruch

La retirada de Trump del acuerdo sobre cambio climático y el movimiento social que desencadenó

Falta de educación

El respeto, la educación y los buenos modales se están perdiendo en los adolescentes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris