Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Cambio de rumbo

Juan Giral (Barcelona)
Redacción
viernes, 20 de octubre de 2006, 22:41 h (CET)
Que el Sr. Montilla es capaz de afrontar las situaciones más comprometidas haciendo gala de un rostro marmóreo, es cosa ya perfectamente acreditada. Su imagen quedó fijada de manera indeleble cuando, en medio de la vorágine, al ser preguntado por un reportero, respondió, con sonrisa de cura pillado en falta: el 3%? que es això del 3%?

Pero desde que ha sido entronizado como candidato a la presidencia de la Generalitat, está superando todas las cotas imaginables de cinismo. Ahora, en un espectacular viraje, proclama que necesitamos menos nación y más preocuparse de los problemas de los ciudadanos, que es la hora de los catalanes, que no hay que distraerse en debates identitarios, no se deja ver en los fastos de las selecciones catalanas, toma distancias con el extinto tripartito y su presidente, propone debates en castellano y argumenta que dejar de lado a este idioma es ignorar a más de la mitad de los catalanes... Incluso se ha atrevido a hablar de la “Catalunya de las personas” y de “postnacionalismo”, ideas motrices del proyecto de Ciutadans. ¡Qué valor!

El Sr. Montilla pretende evitar el descalabro al que se ve abocado por el desastre del tripartito y de su presidente, buscando ahora complicidades entre el 65% de catalanes que votaron no al nuevo Estatut o se quedaron en su casa. Es libre de plantear su estrategia electoral como le parezca más oportuno, pero no pretenda hacernos comulgar con ruedas de molino. Este Sr. Montilla de ahora es el mismo que se nos presentó como el principal arquitecto del tripartito y artífice del pacto del Tinell, dirigente todopoderoso del partido principal del gobierno que ha alumbrado el CAC y las oficinas de delación lingüísticas, el mismo que maniobró para entregar, a precio de ganga, Endesa a la Caixa, al tiempo que se hacía perdonar cuantiosos créditos impagados, que fue pieza clave en todo el tortuoso proceso de elaboración del Estatut, que situó entre los enemigos de Cataluña a todos los que se atrevieron a discrepar de lo que se estaba cociendo, que brindó, exultante, no sólo por el proyecto de nuevo Estatut salido de las Cortes, sino por el impresentable engendro, nacionalista hasta el aburrimiento y a todas luces inconstitucional, alumbrado por el Parlament en aquel no tan lejano Septiembre. Ahora pretende que olvidemos todo esto y tantas otras cosas.

Pero el Sr. Montilla lo tiene crudo. Ya le hemos visto en acción anteriormente. Y, por más maniobras de despiste que ensaye, no puede soslayar su inevitable futuro. El Sr. Montilla sólo tiene una posibilidad de gobernar: reeditando el tripartito que modeló en su día, con la única diferencia de que la posición de su partido será aún más débil frente a las presiones de sus socios. Si no logra sumar suficientes apoyos para reconstituir el tripartito, sólo le queda entrar, en posición completamente subordinada, en un gobierno presidido por el Sr. Mas, plegándose al guión previo establecido por su jefe, el Sr. Zapatero. Caben pocas dudas de que, si el acceso al poder depende de ello, el Sr. Montilla volverá a rectificar el rumbo lo que sea necesario y el electorado al que ahora trata de enternecer quedará, una vez más, en la estacada.

¿Con estos mimbres pretende hacernos creer que va a conducirnos hacia una etapa de postnacionalismo? Hay que tener la cara muy dura.

Noticias relacionadas

Los oráculos se cumplen. El independentismo enfrentado al Estado

“El nacionalismos es la extraña creencias de que un país es mejor que otro por virtud del hecho de que naciste ahí” G.B.Shaw.

La realidad de los profesores

Parece que los docentes tenemos mala fama, pero no está justificada

Nada dura para siempre

Evitemos el dolor. Podemos hacerlo

Sting y la táctica de Rajoy en Cataluña

La táctica de Rajoy en Cataluña es rock. Puro rock

Diesel

El exceso de emisiones de los motores diésel está causando 5.000 muertes anuales en Europa
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris