Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   La tronera   -   Sección:   Opinión

¡No sufras, Pío!

Jesús Salamanca
Jesús  Salamanca
viernes, 20 de octubre de 2006, 22:41 h (CET)
Después del pleno del Senado y de la dura crítica de García-Escudero a la actitud del presidente, por conocer los contactos con ETA mientras la banda “asesinaba a su compañero Joseba Pagazaurtundua”, todas las miradas y ataques furibundos se han concentrado contra el Partido Popular. Hay que destacar, sobre todo, los insultos y acciones burlescas, una vez iniciada la campaña electoral de Cataluña. ¡Qué tiempos aquellos en que Jordi Pujol ‘capitaneaba’ las elecciones más aburridas del orbe democrático! Hoy, el ‘seny’ ya se ha perdido, sobre todo desde la irrupción de formaciones políticas ‘circenses’, deficientemente burlonas, absurdamente violentas y claramente contradictorias en sus objetivos, proyectos y en sus formas.

Que nadie piense que la campaña electoral catalana ha hecho olvidar a García-Escudero. ¡No sufras, Pío! A pesar de la dureza en el fondo, los ciudadanos tenemos derecho a saber. Queremos saber. Está bien que el portavoz ‘popular’ reconozca su dureza, pero no entendemos sus declaraciones respecto a que dudó sobre la conveniencia de hacer alusión a ello, o no. Esa duda genera sospecha y también hace que su partido sea sospechoso. Tanto el Congreso como el Senado son el púlpito de la palabra y el debate; si existe la coincidencia aludida por García-Escudero es ético que sea conocida por todos para adoptar las medidas pertinentes, de lo contrario se actúa igual que lo hace el Gobierno con la inmigración, la banda terrorista y la violencia callejera: a escondidas, con ‘chivatos’ y traicionando pactos.

“Los contactos a los que me refería -- dice el portavoz popular -- han sido reconocidos, con todo lujo de detalles y en múltiples declaraciones, por los mismos que los protagonizaron”. Tal declaración no tiene escapatoria. No se requiere más explicación. ¿Creemos a un partido democrático o a ETA? A la banda no debemos creerla porque su objetivo es estrangular la libertad, desgarrar la unidad y eliminar la democracia. Por esta vez, y sin que sirva de precedente, parece que hay que creer al Partido Popular, porque la demostración no parece ofrecer duda. ¿Qué le va a decir Zapatero a la madre de ‘Pagaza’? Claro que… ¡El presidente pasa de madres angustiadas, víctimas dolidas y ciudadanos asesinados! ¿Alguna prueba más?

Las declaraciones de García-Escudero no son “inadmisibles”, aunque las diga López-Aguilar (¡Qué buen vasallo si tuviera buen señor!). Tampoco suponen una “vileza”, como ha dicho Rubalcaba. A mayor inteligencia, mayor capacidad para hacer mal aventando odio, miserias y traiciones. Y Rubalcaba es inteligente. ¿Cómo habría que denominar la llamada al desorden, al ataque y a la insurrección realizada por el ministro de Interior durante la jornada de reflexión del 13-M? ¿Y la traición a la Ley de Partidos y contra el Terrorismo? ¿A qué jugamos, hacia dónde vamos, qué representantes tenemos?

A cualquier persona seria, con sentido común y de ‘buen corazón’, se le caería la cara de vergüenza si le demuestran que “fueron contactos con continuidad y periodicidad entre, de una parte, los máximos responsables de una organización y, de otra, el presidente de un partido”. Estamos hablando de un partido democrático y no de otra banda; aunque después de la que está cayendo, empiezo a pensar que se negocia entre dos bandas. Pobre García Escudero, no sabe la llaga que ha tocado. El socialismo le va a convertir en el estafermo de invierno. Las huestes de Zapatero no perdonan. Como la camorra napolitana. Al tiempo.

Noticias relacionadas

Disyuntivas crueles

¡Nos asaltan a mansalva! ¿Encontraremos el seso suficiente para afrontarlas?

Los oráculos se cumplen. El independentismo enfrentado al Estado

“El nacionalismos es la extraña creencias de que un país es mejor que otro por virtud del hecho de que naciste ahí” G.B.Shaw.

La realidad de los profesores

Parece que los docentes tenemos mala fama, pero no está justificada

Nada dura para siempre

Evitemos el dolor. Podemos hacerlo

Sting y la táctica de Rajoy en Cataluña

La táctica de Rajoy en Cataluña es rock. Puro rock
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris