Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Música

Etiquetas:   Crítica concierto   -   Sección:   Música

Poesía y sensibilidad de un rockero

Patxo Palacios
Patxo Palacios
viernes, 6 de abril de 2007, 13:34 h (CET)
Loquillo y su banda, acompañados del poeta aragonés Gabriel Sopeña, ofrecieron un concierto-recital acústico e intimista en el siempre mágico auditorio del teatro Arriaga bilbaíno. El artista catalán echó mano de su repertorio más poético y sentimental, desgranando por espacio de hora y tres cuartos canciones que, en su mayoría, llevaba 8 años sin tocar. Gustó y convenció esta historia viva del rock & roll español.

El motivo lo merecía. La 7ª semana de la poesía en Bilbao trajo a la villa a un rockero polifacético, comprometido y vigoroso, que domina todos los escenarios.

Si hace unos meses deslumbró en el BEC baracaldés con un espléndido concierto - grabado en CD -donde repasaba lo más granado de su extensa discografía, este miércoles daba rienda suelta a sus poemas y canciones más íntimas, junto con su histórico compañero de los 90, Gabriel Sopeña.

De entrada, el barcelonés ya empezó a dejar detalles de su particular filosofía vital: “…yo sólo actúo cuando cierro la puerta del camerino y salgo a la calle …aquí, soy yo”.

La primera fase consistió en un dúo Gabriel – Loco, guitarra y micro. Una interesante versión del clásico “Me and Bobby Mc Gee” de Janis Joplin abrió la noche, le siguió “Apuesta por el rock & roll”, “La vida que yo veo” con letra de Atxaga y “Armando al Amor”, letra de Sopeña, canción-lema para la campaña de Mendiluce a la Alcaldía de Madrid.

Entonces saltó al escenario la banda y lo abandonó momentáneamente el aragonés, cuyo buen rollo con Loquillo se plasmó en todo momento. Transmitió intensidad con la emocionante canción dedicada al último asesinado a garrote vil por el régimen franquista, Salvador Puig Antich, un canto humanista de rabia y dolor por el asesinato de un chaval anarquista en lo mejor de la vida - vayan a ver, por cierto, si aún no lo han hecho la gran película sobre Salvador de Manel Huerga – y prosiguió con algunos temas incluidos en la banda sonora de “Mujeres en pie de guerra”.

A lo largo de la noche el exjugador de basket, que mantiene incólume el tipo, la planta y el negro riguroso en su atuendo, habló de sus poetas españoles favoritos, citando a Eduardo Cidot y a Luis Alberto de Cuenca (“Cuando pienso en los viejos amigos”) como los mejores entre los contemporáneos, sin olvidarse de Gil de Viedma.

Así fueron sonando poemas musicados, uno tras otro, con homenajes al icono rocker Johnny Cash “El hombre de negro” y a Jacques Brel, cuyo postrero poema “Avec élégance” tiene a Loquillo como protagonista de su única versión musicada.

Se mostró José María Sanz feliz e ilusionado por lo especial del concierto y por poder cantar temas que no tocaba desde hace más de 8 años. En esas, se marcó otra perla de hondo calado: “la poesía es el ecologismo de la literatura” … casi nada.

Y aprovechando la entrega reciente de premios al cine vasco, lanzó una enérgica lanza en favor de los productores y directores independientes, para cantar la célebre “Arte y ensayo”.

Chapeau, Loco … en estos tiempos de subvenciones y sobreproteccionismos públicos que vivimos.

Concluyó la velada como había empezado, con Sopeña y Sanz solos en el escenario y un aire de nostalgia emotiva en el escenario y las butacas de patio.

“Cuando fuimos los mejores” y “No volveré a ser joven” pusieron el colofón a un entrañable concierto-recital de impecable sonido y perfecta puesta en escena.

Noticias relacionadas

Lady Gaga y su 'descanso' del mundo musical

Reconoce lamentarse de su estado de salud

Ricky Martin deslumbró en el MTV Gibraltar Calling

Doce canciones, 50% en inglés y español

Hospitalizado el cantante de Smash Mouth

Por problemas respiratorios

Muere el único hijo de la cantante Natalie Cole a los 39 años

Un incendio quema el escenario principal de Tomorrowland Barcelona

El incidente en el Festival no ha dejado heridos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris