Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Al aire libre   -   Sección:   Opinión

A vueltas con la perdiz

Pascual Falces
Pascual Falces
jueves, 19 de octubre de 2006, 01:35 h (CET)
“Marear la perdiz” es un ejemplo muy empleado aunque no siempre bien utilizado. Los cazadores de esta ave saben muy bien, y Miguel Delibes lo plasmó como nadie en Literatura de la buena, que no se matan con la escopeta, sino con las piernas. O, mejor dicho, es preciso que quien la persiga no cese de caminar por los gélidos cazaderos hasta que el sabroso animal agote su capacidad de dar vuelos, cada vez más cortos. De tal modo, se pone al alcance de un tiro fulminante que hace incrementar el zurrón. “Marearla” es tanto como cansarla para darle caza. De aquí que no todos sepan, ni sean capaces, de abatir el mismo numero de ellas. Unos saben cansarlas, otros sólo las consiguen marear y cansarse ellos antes de ponerla a tiro.

Algo parecido viene ocurriendo, desventuradamente, con la España cuyo gobierno preside Zapatero. Si los españoles fuesen perdices –llamadas patirrojas (de pico y patas rojas)-, pudiera ser que ya estuvieran “mareados” -aunque sin plumas, al menos, en su inmensa mayoría. ¿Pero de qué se trata, de cazarlos para el guiso, o de gobernar la cosa pública y que la familia prospere, y con el “curro” más rentable y acomodado? Como no sólo es impensable, sino impracticable, la “caza” del celtíbero, la única cacería que este hombre puede apetecer es la de cómo retener la arrellanada poltrona de la Moncloa. Así es como ya se comienza a entrever de qué va este festejo nacional, y, del que, el bienestar de los ciudadanos está muy lejos de sus intenciones. Mas bien se puede afirmar, que resulta incompatible con el suyo propio, y es evidente que la elección está hecha desde el día que pisó el complejo de los edificios de Gobierno. El asunto es seguir allí, mareando o cansando a quien sea necesario.

Quienes frecuenten con su lectura las diversas columnas de opinión, o escuchen las tertulias radiofónicas, podrían detallar las diferentes “movidas” del Presidente para continuarse en la Moncloa, y enumerarlas no es misión que se proponga esta ventilada columna. Pero, sí que ha visto, a través del catalejo, sus andanzas para mantener el apoyo de los nacionalismos, “como sea”, y patinar por la política internacional de cara a la cosecha de votos futuros. Como intentar destripar la convivencia entre ciudadanos, resucitando fantasmas, que, es de esperar, estén más secos que “la pata de Perico”, o, abriendo puertas para que entren bandadas de emigrantes con un no lejano voto de agradecimiento; Ni sabe lo que fue ser “rojo” -o “rojillo” que es más auténtico-, a menos que como la perdiz, la nariz la tenga enrojecida a fuerza de no decir lo que piensa, y que el amigo Hugo Chávez le haya regalado un calzado rojo.

También, con el manoseado “proceso” intenta marear al paisanaje callando lo que los lenguaraces “abertzales” pregonan en comunicados o con estrépito callejero. Y ¿qué decir del candidato a la Alcaldía de Madrid? Con sus obligados requiebros está haciendo gigantesca la figura de Gallardón, a quien no votaría por gusto ningún usuario del aparcamiento callejero en la Capital, y, que, de paso, debe ser el único a quien no se le ha ofrecido la vacante.

El caso es que la jornada cinegética caduca, y la perdiz mareada, y, también, cansada y algo harta, sigue fuera de su alcance. Los cazadores, cuando se escapan vivas, suelen exclamar: ¡A criar!... Con ello se consuelan y aseguran la próxima temporada, que, con veda por medio, el animal aprovechará para aparearse e incubar sus polluelos.

Noticias relacionadas

Durán i Lleida transversal

Se nos jodió Cataluña

Habla, pueblo, habla

UCD adquirió “Habla, pueblo, habla” para su campaña de 1977

Cataluña a la deriva (II)

La enajenación colectiva

Propia imagen

El derecho al honor y a la propia imagen es un derecho protegido por la Constitución

Salvar Cataluña ¿Voto útil para Ciudadanos?

Errores de apreciación del PP pueden acabar con un retorno a la situación previa a la aplicación del Artº 155
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris