Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   A pie de calle   -   Sección:   Opinión

Nueva especie de buitres

Paco Milla
Paco Milla
jueves, 19 de octubre de 2006, 01:35 h (CET)
E iros preparando que esto va a peor. Sin duda descubriremos nuevas especies en breve (antes de 100 años). Me explico: parece ser, según me cuentan policías municipales, que hace unos años me llamaban “profe”, que hay una nueva especie, como rezo en el título.

Y ustedes dirán: ¿serán los que habiéndose metido en una hipoteca de 80 millones, al final han desistido y van la puerta del Sr. Director del banco, que tuvo a bien concedérsela a rogarle de rodillas, que haga lo posible para que el euribor deje de crecer?

Absurdo, ya que como referente joven y bien alimentado, es imposible detenerlo. Crean que crecerá a lo largo y ancho, de forma directamente proporcional a la amargura de quienes firmaron hipoteca referenciada a este pequeño monstruo. Y en cualquier caso, el buitre siempre sería el Sr. Director, por otra parte o a la empresa que representa.

¿Entonces serán quizás los mayores de 45 años, que una vez liquidados de sus trabajos, son muy jóvenes para jubilarlos y muy viejos para empezar de nuevo?

¿O acaso los jóvenes y “jovenas” becari@s que hambrientos de sangre intentan despellejar a los one number de la radio?

Pues no… de momento, como digo antes, la Policía Municipal del sitio donde vivo, ha detectado que, cuando unos cientos de jóvenes se reúnen para celebrar el botellón, aparecen en los límites establecidos unos señores con gabardina, gafas de sol y sombrero (ser ireconocible es fundamental) que, posados en las barandillas que rodean el estadio de El Molinón y a veces sobre sus bicis o incluso coches, esperan que los vapores y/o la alta graduación de los líquidos consumidos, hagan su efecto en los estómagos, arterias, venas y cerebros de quienes los consumen y en un par de horas, como mucho, se lanzan sobre el campo de batalla, esté o no repleto de cadáveres y se van agenciando las botellas que están mediadas o con algún culillo de bebida , aun sin consumir.

Igualito que cuando se apoyan en la barandilla de la playa, por si a alguna jovenzuela, le sale un pecho a pasear sin pedir el oportuno permiso.

Fijo, fijo que ustedes están pensando que es para bebérselo…¡ pues se equivocan!

Acto seguido al hurto (por decirlo de alguna forma, ya que nuestros jóvenes van tan sobrados o tan hasta el culo, que cuando caen fritos, caen fritos y no están en condiciones de defender la despensa) se van a los “baretos” de moda de la playa o la zona de copas y les hacen un baratillo a los dueños.

O sea, saquemos ligerísimas conclusiones: los chavales y chavalas se quieren ahorrar unas pelillas no yendo a los bares, pero al final estos, sacan beneficio de lo que ellos se dejan “sin beber”.

Joer yo creo que cada día estamos mas locos. ¿O no? ¿O sí? Y me pregunto…¿podríamos llamar a este fenómeno…”el ciclo de la vida de una botella de ginebra”? Ah...

Yo es que ya, solo se que … no se nada, oigan y fíjense que curioso: es que me pasa que cada día, quiero saber menos aun. ¿Será el síndrome de Diógenes? “Asustaico” me hallo, en serio se lo digo… pero como decia aquel “el hambre despierta la imaginación”.

Noticias relacionadas

¿Una Constituyente?

La Constitución de 1978 no prevé el caso de la reciente sentencia del caso Gürtel que pone en duda la veracidad de las declaraciones del presidente en sede parlamentaria

La jungla urbana

​No se dan cuenta los señores políticos que han perdido por completo la credibilidad para el común de los mortales

No es lo mismo predicar que dar trigo

La demagogia es la hipocresía del progreso

Los pronósticos se cumplieron. España sumida en el desconcierto

“Acepta. No es resignación pero nada de hace perder más energía que el resistir y pelear contra una situación que no puedes cambiar” Dalai Lama

A vueltas con la justicia

Desde el Código de las Siete Partidas a nuestro sistema punitivo actual han pasado siglos pero, a mi entender, sigue siendo bastante deficiente
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris