Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El crisol   -   Sección:   Opinión

Zaplana y el patrimonio

Pascual Mogica
Pascual Mogica
martes, 17 de octubre de 2006, 23:50 h (CET)
Mal le deben de ir las cosas al PP en lo que a disponer de argumentos para criticar la labor del Gobierno se refiere. Ahora se han agarrado, por medio de Zaplana, a la petición del imán de la mezquita de Málaga, Félix Herrero, de que se retiren las fiestas de Moros y Cristiano por considerarlas irrespetuosas con el mundo musulmán.

Para la mayoría de los habitantes de las poblaciones del Levante español donde mayormente tienen lugar estas fiestas, la petición del imán no pasaba de ser una especie de queja sin fundamento ya que en modo alguno las fiestas de Moros y Cristianos son para desunir sino todo lo contrario, ya que la unión de los festeros, sean del bando moro o cristiano, es más que notable y se repite y se renueva cada años desde tiempos inmemoriales. Incluso miembros de la comunidad musulmana que viven en algunas de las poblaciones festeras se han pronunciado a favor de estas celebraciones y se han declarado admiradores de estos festejos y han dejado bien claro que en ningún momento se observa que dichas fiestas contengan un aspecto negativo que pueda herir la sensibilidad religiosa o patriótica de los musulmanes.

Pero ahora el PP dice que, por unas simples manifestaciones de un imán, a las que no se les ha dado mayor importancia, está en peligro la pervivencia de las fiestas de Moros y Cristianos, por ello Zaplana ha planteado al Gobierno que promueva ante la UNESCO que estas fiestas sean declaradas como Patrimonio de la Humanidad “ante la amenaza a la libertad de expresión”. Lo que si deberían hacer, porque el PP sí está en deuda con el mundo musulmán por su apoyo a la guerra de Iraq, es pedir que dentro de esa declaración de Patrimonio de la Humanidad que demanda, se incluya también a los ciudadanos musulmanes de Iraq para que no aumente la cifra de 650.000 iraquíes muertos desde que Bush, Blair y su monaguillo Aznar decidieron invadir Iraq.

La gente, tan dada a la creación del chiste fácil, dice que Zaplana es partidario de pedir estas declaraciones porque él también disfruta de un patrimonio a costa de la humanidad.

Noticias relacionadas

Heroínas antifascistas de ayer y hoy

Irracionalismo independentista

El ejecutivo ha hecho valer su legítimo poder para parar el incumplimiento del ordenamiento jurídico

El otoño de la vergüenza. España amenazada

La excesiva tolerancia y el desconocimiento de la verdadera amenaza que representa para España el separatismo catalán, atenazan al Gobierno

Al sol y a solas

Patios o cómo está el patio (I)

Disyuntivas crueles

¡Nos asaltan a mansalva! ¿Encontraremos el seso suficiente para afrontarlas?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris