Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Akelarre   -   Sección:   Opinión

Bilbao

Rafa García
Rafa García
@rafagarciak
martes, 17 de octubre de 2006, 23:50 h (CET)
Lo que toda la vida ha sido un chiste, aquello de que hay bilbaínos que han nacido en Zaragoza, Madrid o Nueva York, porque el bilbaíno nace donde le da la gana, ha dejado de ser una fanfarronada propia de la capital del “Botxo”, para convertirse en un dato objetivo. El Ayuntamiento de Bilbao ha incluido en su página web (www.bilbao.net) un enlace que lleva por título “yo de Bilbao”, en el que se propone a los internautas que se hagan de Bilbao. Para conseguirlo se debe rellenar una ficha con algunos datos personales, entre los que tiene una especial significación el epígrafe “Indícanos de dónde eres”. Hay tres posibles contestaciones: soy de Bilbao porque he nacido en Bilbao; soy de Bilbao, pero he nacido donde me da la gana; y no soy de Bilbao, pero me siento de Bilbao. Al club ya se han adherido 4.663 socios. El Ayuntamiento se compromete a enviar al domicilio de cada bilbaíno registrado unas pegatinas de la ciudad.

Con esta iniciativa, el alcalde, Iñaki Azkuna, ha demostrado que ejerce de bilbaíno, porque este tipo de actitudes reflejan fielmente la idiosincrasia de la gente del lugar. Pero el edil, que hace gala de un importante sentido del humor, convierte de esta forma a su ciudad en un lugar de encuentro, cuanto menos, cibernético. A partir de ahora se puede ser de Bilbao sin haber estado nunca en la capital vizcaína.

La idea me parece muy buena, porque habla en positivo de uno de los lugares más importantes del País Vasco. Vaya desde aquí mi aplauso para el alcalde, Iñaki Azkuna, del PNV, un hombre al que no conozco, pero cuya imagen pública me transmite buenas vibraciones. Moderado siempre en el hablar, parece un político de consenso, y partidario de tender puentes. No es el único caso en su partido. Lo recalco para que tomen nota todos esos agoreros que desde los cenáculos políticos y mediáticos madrileños demonizan sistemáticamente al nacionalismo vasco. Además de un error, comenten una injusticia, sobre todo en una época como ésta, en la que los discursos separatistas de Arzalluz y Egibar han perdido fuerza en favor de los mensajes conciliadores de Josu Jon Imaz.

Aúpa Bilbao, Aúpa el Athletic, y sí, yo también soy de Bilbao. Como nací a 14 kilómetros, en Portugalete, he decidido que soy bilbaíno, pero porque he nacido donde me da la gana. Anímese amigo lector, y ¡hágase de Bilbao!

Noticias relacionadas

Memoriosos caprichosos

Convertimos en caprichos peligrosos, lo que debieran ser ayudas documentales

Para reforzar relaciones comerciales

V. Abelenda, Girona

El Estado se lava las manos

G. Seisdedos, Valladolid

Educación trasvasada... Educación utilizada

A. Alonso, Madrid

Cataluña, cromos y culpa

V. Rodríguez, Zaragoza
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris