Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   La tronera   -   Sección:   Opinión

Inmigración irregular

Jesús Salamanca
Jesús  Salamanca
lunes, 16 de octubre de 2006, 22:17 h (CET)
El tiempo acaba poniendo a cada uno en su sitio. El todavía ministro Caldera vuelve a estar en el centro de la polémica y no precisamente por su competencia y efectividad. Una vez más es el estafermo al que la ciudadanía da el palo. Suspenso rotundo en inmigración: casi el 80 % de los españoles le achaca el “efecto llamada”, consistente en la ‘invasión’ de Canarias por innumerables cayucos, la muerte de centenares de subsaharianos y la demostración de que el Gobierno no es capaz de afrontar problemas de calado.

La encuesta del diario EL MUNDO viene a corroborar lo que ya suponíamos desde hace tiempo. La claridad de muchos de esos datos se ha afianzado con el paso de las semanas, como el hecho de haberse convertido la inmigración en la primera preocupación de los españoles y el sentimiento de que hay excesivo número de inmigrantes. Ambos datos son llamativos al carecer de color político: los votantes de las distintas formaciones así lo corroboran.

Hace unos meses, decir que los cayucos debían ser interceptados en alta mar y devolverlos con carácter urgente al lugar de origen, hubiera supuesto la “dilapidación oral” por parte del socialista medio a quien expusiera tal planteamiento. Pero hoy son los votantes de esa formación quienes consideran que está bien hacerlo. No hay duda, el tiempo da y quita razones.

La coincidencia entre PSOE y PP en muchos aspectos hace pensar que el sentido común empieza a no ser el menos común de los sentidos. Esa proximidad de sentimiento no se da, sin embargo, cuando se pregunta el parecer sobre el “traslado de manera habitual a la Península a los inmigrantes que llegan a Canarias”: la distancia entre la izquierda y la derecha es manifiesta; mientras que a la izquierda le parece bien, la derecha y ‘otros’ opinan lo contrario, al entender que es un mero traslado del problema.

Lo que queda claro tras la encuesta es que los ciudadanos quieren soluciones urgentes, no admiten el traslado del problema de unas comunidades a otras, piden planificación al ejecutivo, hay un rechazo generalizado a la gestión del ministro Caldera y su equipo, se precisa una política comunitaria sin más dilación, además del establecimiento de cupos según la demanda laboral.

El ejecutivo del leonés Zapatero no ha sabido ver el alcance del problema migratorio. Se ha confundido el humanitarismo y la solidaridad con el afán de otorgar los mismos derechos a los españoles y al inmigrante irregular. La legislación permisiva muestra la inmadurez del Gobierno, el desconocimiento de la legislación comunitaria y la nula perspectiva de futuro. El retro-progresismo español, escenificado en el departamento de “Chuchi” Caldera, ha sido incapaz de interpretar las claves del problema y ni siquiera ha sabido ver que en los demás países de la UE “el acceso a la sanidad y a la educación de los sin papeles está mucho más restringido y en algunos casos no existe”. Actualmente en muchos comedores escolares se montan verdaderas “verbenas” ante la total gratuidad para los niños inmigrantes. El niño español, hijo de contribuyentes, paga el comedor escolar, salvo casos excepcionales. Pero eso es tema de otro artículo.

Noticias relacionadas

La prueba de las banderas, ya innecesaria

J. LLano, Madrid

Nosotros estamos en lo cierto y ellos equivocados

G. Seisdedos, Valladolid

El nacionalcatolicismo, la póliza especializada

A. Alonso, Madrid

Democracia es mucho más que poner urnas

M. Palacios, Lleida

La tribu como autodefensa

V. Rodríguez, Zaragona
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris