Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   La tercera puerta   -   Sección:   Opinión

Caso Galíndez

Jabier López de Armentia
Opinión
lunes, 16 de octubre de 2006, 22:17 h (CET)
Más de cincuenta años han pasado desde aquel día. Aquel 12 de Marzo de 1956 que nos dejó el triste recuerdo de la desaparición de Jesús Galíndez Suárez, símbolo de la resistencia vasca y republicana frente al régimen franquista.

Galíndez, nacido en Amurrio, Álava, pronto aclimató su estilo de vida a los viajes y la cultura nómada. Estudió en Madrid, trabajó para el EAJ/PNV en Euskal Herria, fue delegado vasco en París durante la Guerra Civil, así como en la República Dominicana, para terminar siendo delegado del Gobierno Vasco en New York con el objetivo de que Naciones Unidas reconocieran y condenaran el carácter dictatorial y fascista del régimen franquista.

La vida de Galíndez estuvó marcada por la defensa de los derechos humanos y por una ideología social muy arraigada a lo largo de todos sus años como referente de la diáspora vasca. Su desaparición ha traído, con el paso de los años, conjeturas diametralmente opuestas que no hacen sino ensuciar o santificar la figura de una persona que no fue un demonio maléfico y traidor como le acusan.

Más de uno piensa que el motivo de su desaparición mucho tuvo que ver con la tesis doctoral que acababa de presentar en la Universidad de Columbia: La era de Trujillo. La tesis doctoral de Galíndez era un análisis en profundidad de la dictadura de Trujillo en la República Dominicana, un análisis que no fue del agrado del dictador, ordenando este último su secuestro y su posterior asesinato. Galíndez era un gran conocedor de la sociedad latinoamericana y escribía a menudo sobre la situación política, económica y social del continente. Debido a su época como delegado del Gobierno Vasco en la República Dominicana pudo observar las dictaduras latinas que azotaban el continente, dando buena cuenta de ello en sus escritos.

Por otro lado, no podemos obviar la labor que tenía Galíndez en la nueva era mundial marcada por la naciente Guerra Fría. Galíndez proporcionaba información sobre Latinoamérica al FBI, en una época en la que la información empezaba a tener más valor que cualquier arma. La desaparición generó una conmoción en los más altos niveles políticos. Su desaparición significó mucho más que una mera pérdida, significó el posicionamiento en el tablero de fuerzas opuestas por el control mundial a través de operaciones de inteligencia y espionaje. El FBI inició una de las investigaciones más costosas de su historia para descubrir quién había osado deshacerse del que era su mejor informante político de Latinoamérica. El dictador dominicano Rafael Leónidas Trujillo, alarmado por las repercusiones del caso, supuestamente ordenó el asesinato de todos los que habían participado en la complicada maquinaria del secuestro, para borrar las pistas.

Esta historia, tan real como misteriosa, tan inexplicable como extraña, parece sacada del guión de un thriller policíaco, pero esta vez fue al revés. El Caso Galíndez se dió a conocer gracias a la novela de Manuel Vázquez Montalbán en forma de novela, y ya hoy en día son muchos los libros que llevan su nombre y su caso, llegando incluso a la gran pantalla en formato documental, dirigida por Ana Diez.

Noticias relacionadas

Retos médicos

Ante el envejecimiento de la población parece que debe aumentar el número de médicos

Los pensamientos perfectos

Los campos de sangre y lágrimas proliferan por doquier parte del mundo

Dioses de la soberbia

Hay seres que se regocijan maltratando, torturando y que se estimulan con ello

Durán i Lleida transversal

Se nos jodió Cataluña

Habla, pueblo, habla

UCD adquirió “Habla, pueblo, habla” para su campaña de 1977
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris