Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El crisol   -   Sección:   Opinión

España ya no se rompe

Pascual Mogica
Pascual Mogica
lunes, 16 de octubre de 2006, 00:44 h (CET)
Mayor Oreja, con la firmeza que caracteriza a los líderes de la derecha en lo que a anunciar desastres se refiere, ha dicho que “España se está suicidando”.

No es que yo pretenda que la oposición, el PP, se dedique a cantar las excelencias de lo bien que lo está haciendo el Ejecutivo de Zapatero, eso sería ir más allá de la utopía, pero si suicidarse por lo que este Gobierno está creando para mejorar la calidad de vida de los españoles es el destino de España, creo que podemos estar tranquilos.

Nadie se puede suicidar porque el Gobierno haya promulgado una serie de leyes, solo en dos años y medio de Gobierno, como son la Ley de Violencia de Género, la de Dependencia, la de Derechos y Garantías del Consumidor, la Ley Orgánica de Educación (LOE), la del Carné por Puntos, la del uso del Tabaco, la de Publicidad Institucional, esta última precisamente para que no vuelvan a ocurrir cosas como las que hizo Zaplana y que por ello ahora está siendo investigado por el Tribunal de Cuentas el cual ya ha anticipado que observa serias irregularidades en la contratación de algunas de las campañas publicitarias llevadas a cabo por el ministerio de Trabajo del cual Zaplana era titular. Y otra ley muy importante ya aprobada por el Consejo de Ministros y que ya ha entrado en el Congreso de los Diputados para su debate y aprobación, la Ley de Igualdad para que la mujer no continúe siendo utilizada, entre otras cosas, como mano de obra barata y que tenga los mismos derechos que el hombre a todos los efectos. En estos dos años y medio se han promulgado leyes y normativas de distinto rango muy importantes para el conjunto de la sociedad española que en los ocho años de ¿gobierno? De Aznar.

Primero los del PP decían aquello de “España se rompe”. Ahora dicen que España se suicida. Más adelante no se que otra tragedia se les ocurrirá. Lo cierto y verdad es que estos profetas del desastre y que como profetas son un desastre, como muy bien les describió Zapatero, no aciertan una y que España marcha bien tanto social como económicamente.

Noticias relacionadas

No es lo mismo predicar que dar trigo

La demagogia es la hipocresía del progreso

Los pronósticos se cumplieron. España sumida en el desconcierto

“Acepta. No es resignación pero nada de hace perder más energía que el resistir y pelear contra una situación que no puedes cambiar” Dalai Lama

A vueltas con la justicia

Desde el Código de las Siete Partidas a nuestro sistema punitivo actual han pasado siglos pero, a mi entender, sigue siendo bastante deficiente

Pedro Sánchez no aprende

Su irresponsabilidad es un hecho hasta el punto de estar organizándose el partido para celebrar un cónclave y hacerle ver las desventajas y la insensatez de presentar ahora una moción

Verdad y política, dos caminos enfrentados

No existe razón alguna válida donde la política pueda hacer excepción de su exigencia de verdad
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris