Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

¿Para que nos sirve la Constitución si no se aplica?

“Por un clavo se pierde una herradura, y por una herradura un caballo, y por un caballo un caballero” Proverbio español.
Miguel Massanet
domingo, 23 de marzo de 2014, 11:46 h (CET)
Hace ya mucho tiempo que los ciudadanos estamos esperando que la cuestión catalana se solucione, se impida que los separatistas campen por sus respetos coaccionando, insultando, incumpliendo las sentencias de los tribunales, amenazando y saltándose la Constitución a la torera; como si, en realidad, fueran ellos quienes mandaran en España, quienes decidieran lo que se debe aplicar y lo que no o quienes están por encima de las reglas de convivencia que nos hemos dado los españoles. Resulta incomprensible que, a estas alturas de la legislatura, el PP continúe deshojando la margarita de cual ha de ser su reacción antes las continuas y cada vez más temerarias y agresivas actitudes separatistas de una parte de la ciudadanía de la autonomía catalana.

La excusa esgrimida por los más mojigatos, alegando que el ejecutivo está esperando que se violen las leyes para intervenir, no tiene consistencia alguna ante las explícitas declaraciones de los nacionalistas que no dan lugar a otra interpretación que no sea la de amenazar, con fecha fija, la celebración de una consulta sobre el “derecho a decidir”; algo que todos sabemos que no es más que la antesala del paso definitivo hacia la proclamación de la independencia de Catalunya. Resulta verdaderamente asombroso que, nuestro Gobierno, no haya actuado ya ante las repetidas e ilegales provocaciones del Gobern catalán, encaminadas a crear en esta autonomía un gobierno, con su hacienda e instituciones propias, con la finalidad de sustituir al gobierno legítimo de la nación, tan pronto como decidan declarar su independencia. Nadie puede ignorar que, una parte de los presupuestos de la comunidad autónoma catalana, se vayan a destinar a pagar los costes de este gobierno paralelo, tanto como que, otra parte de ellos, van a ser reservados para subvencionar la anunciada consulta. ¿Acaso el emplear los dineros de los contribuyentes para sufragar actividades ilícitas no es sancionable? O ¿es que vamos a tener que esperar que se produzcan hechos consumados, como los de Crimea, para que el gobierno de la nación de decida a intervenir?

La evidencia de que, en la autonomía catalana, se intenta instalar un nuevo tipo de sistema de gobierno, a imitación del gobierno del Frente Popular de la II República¸ basado en la coacción, los actos antidemocráticos, las amenazas y el silenciamiento de las voces críticas con el independentismo; dando vía libre a todos aquellos que, sin respetar la voluntad mayoritaria de todos los españoles, pretenden hacer valer su minoría para convertir a Catalunya en un gobierno de izquierdas, en el que implantar el totalitarismo comunista, que tan amargo recuerdo ha dejado en los países de detrás del famoso Telón de Acero; debería hacer reflexionar, a todos aquellos catalanes que, aun manteniendo sentimientos de tipo nacionalista, continúan siendo personas de orden, conservadoras, religiosas y respetuosas con la leyes, acerca de la conveniencia de llevar adelante un proceso que, aparte de ser una aventura sin posibilidades de alcanzar el éxito; llevará al pueblo catalán hacia un gobierno de extrema izquierda sin posibilidad alguna de ser reconocido por ningún país democrático occidental.

Un ejemplo de cómo se las gastan estos que presumen de ejercer sus derechos democráticos, pidiendo la independencia de Catalunya, lo hemos tenido en los casos en los que determinadas personalidades de partidos que no comparten las ideas separatistas de los catalanes, han pretendido ejercer su derecho constitucional de exponer sus opiniones en foros culturales y, muy especialmente, en Universidades, en las que debería primarse la máxima libertad para que, cada conferenciante, pudiera exponer con entera libertad y respeto por sus ideas, sus testimonios y sus explicaciones, con plena independencia de su procedencia, sus ideas políticas o sus posturas respecto al independentismo catalán.

Uno de los casos más sangrantes de los muchos que han tenido lugar en las universidades catalanas, ha sido el de la parlamentaria de UPyD, señora Rosa Diez, amenazada, empujada y aterrorizada por las turbas revolucionarias, los activistas al servicio de la extrema izquierda y los separatistas irredentos que se han compinchado para impedir que determinados líderes políticos, personajes de la cultura y personalidades de relevancia en España, pudieran dar sus conferencias en los paraninfos universitarios, sin que palurdos, indeseables, falsos estudiantes y reventadores de actos, interrumpieran, boicotearan o perjudicaran el libre ejercicio de los oradores de ejercer su libertad de expresión.

La señora Rosa Diez, que no es precisamente la representante de un partido de derechas, fue deliberadamente maltratada, maliciosamente insultada y descalificada cuando pretendió dar una conferencia en una universidad catalana, a la que había sido invitada. Como ya es habitual en Catalunya el rector de la misma, en lugar de garantizar que la conferenciante pudiera cumplir con el propósito que la había llevado allí; se encogió de hombros y recomendó a la señora Diez que desistiera de dar la conferencia, a lo que la política se negó, insistiendo en que se le permitiera hablar y exponer sus argumentos. Sin embargo las turbas, entre insultos, amenazas y empujones, le impidieron que pudiera hablar lo que, finalmente, obligó a la señora Diez a abandonar como pudo el campus, para evitar que las cosas hubieran llegado a mayores. Un claro ejemplo de lo que algunos entienden por democracia; algo que nos recuerda a otros países que se declaran democráticos y, sin embargo, sus gobernantes actúan como verdaderos dictadores, impidiendo que el pueblo pueda expresarse libremente, usando los métodos propios del más rancio totalitarismo de la KGB de la Rusa soviética.

Ante un panorama semejante muchos se preguntan si no hay motivos suficientes para que el Gobierno de la nación se haya planteado la aplicación del artículo 155 de la Constitución para poner orden. Recordamos el contenido de tal norma constitucional: “1. Si una Comunidad Autónoma no cumpliere las obligaciones que la Constitución u otras leyes le impongan, o actuare de forma que atente gravemente al interés general de España, el Gobierno, previo requerimiento al Presidente de la Comunidad Autónoma y, en el caso de no ser atendido, con la aprobación por mayoría absoluta del Senado, podrá adoptar las medidas necesarias para obligar a aquélla al cumplimiento forzoso de dichas obligaciones o para la protección del mencionado interés general.

2. Para la ejecución de las medidas previstas en el apartado anterior, el Gobierno podrá dar instrucciones a todas las autoridades de las Comunidades Autónomas.” Es obvio que los prejuicios, la inseguridad y la falta de valor político del Gobierno, está permitiendo que los independentistas se vayan afianzando en sus posiciones y, cada vez, vayan apretando más las clavijas para poner a prueba hasta donde pueden llegar en sus pretensiones secesionistas.

Puede que el señor Rajoy siga en sus trece y no quiera dar su brazo a torcer, confiando en que, el problema catalán, se solucionará con el transcurso del tiempo; no obstante, desde mi situación de mero ciudadanos de a pie me atrevo a apostar que, sin cesiones anticonstitucionales o aplicando la ley constitucional en Catalunya, no va a conseguir su objetivo. O así es, señores, como veo progresiva la degradación de la comunidad catalana.
Comentarios
tiffany and co outlet online reviews 03/may/14    04:50 h.
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Xavier Domenech, ni una cosa ni la otra

Perfiles

Reinicio del Sporting

La plantilla del Sporting representa también a Gijón

Penumbras cuánticas

La farándula nos hipnoyiza si no prestamos atención a las conexiones perversas que subyacen

Rajoy, el francés Valls, Piqué y Cataluña

Los tres se ocuparon de ella

Leticia esclava de su imagen y aguijonazos electorales

“Con los reyes quienes gobiernan son las mujeres y con las reinas son los hombres los gobernantes” Duquesa de Borgoña
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris