Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Cesta de Dulcinea   -   Sección:   Opinión

Poéticamente rodeados

Nieves Fernández
sábado, 22 de marzo de 2014, 10:32 h (CET)
La poesía viaja actualmente por la red como nunca, no sé si se han dado cuenta, fluye a través de las pantallas sociales y se resiste a ser minoritaria. Esa palabra debería estar prohibida para ser rimada, porque no es cierto que la poesía sea la expresión de un género pequeño o pobre, todo lo contrario, se convirtió en un género rico expresivamente hablando, como le corresponde, y se generaliza y se reinventa entre los lectores sean o no poetas. Una vez que ha sido papel de libro, o sin serlo, nos aparece en marzo con su fecha de veintena y aroma a hierba, y está de enhorabuena para poder ser utilizada con esas funciones que le hemos dado a lo largo de la historia. Versos amorosos, de celos o despecho, relativos a la naturaleza, a la mujer, a la épica, a la historia o directamente dedicados a la injusticia, a la desgracia, a la experiencia, al misterio, a lo cotidiano o a grandes temas como el amor, la vida, el tiempo o la muerte.

Siento que nos rodea aunque no se reconozca, se cuela por los soportes digitales y de plasma, por las páginas de cualquier materia, nos entra por los ojos, nos revive, voy a poner ejemplos de ayer mismo, es lo que puede dar un Día Internacional de la Poesía en unos segundos. Y todos son poetas.

La coincidencia de fechas hace afirmar a Fernando López Guisado que como poeta celebrará el Día del Síndrome de Down y Nemesio de Lara homenajea en el mismo lugar a esas personas. Pero al margen de los días especiales, la poesía vive y revive sin que nos lo propongamos. Ana Bella prepara sus poemas con música para un concierto acústico. Elena Peralta lee poemas con los internos de la cárcel. Guadalupe Grande, hija de poetas, comparte la obra de Diego Jesús Jiménez a través de un blog y ahí mismo, Carlos Morales de la Editorial El Toro de Barro, lo aplaude.

Antes de proseguir, he de decir que no abastezco a leer poemarios en formato de libro y he de seleccionar porque se me han acumulado, anteayer mismo me llegó el Premio “Ciega de Manzanares”, muy buena pinta tiene “Peligro, perros sueltos” de Jesús María Cormán.

Pero hay más, son instantes poéticos que nos rodean, Manuel López Azorín cuelga sus versos del Romancero Flamenco, Paco Caro nos descubre al peruano Watanabe. Juan José Alcolea y Ana Garrido escriben a cuatro manos sus “Calendarios dispares” con Antolín Amador como presentador. Huerga y Fierro fotografía treinta libros de poemas como ramillete de papel y Mª Luisa Mora comparte un árbol colorido con la fecha que nos une. Felipe Benítez nos regala un poemita mínimo, Enrique López Buil se etiqueta en una foto alusiva a Bécquer y Ediciones de la Torre lo celebra con un poema de Manolita Espinosa; luego llega Julio Romero Tera y nos introduce de lleno en Naciones Unidas con un tanka amétrico de mujer madura, Manuel Juliá nos ofrece “El sueño del amor” de su trilogía y 229 autores se atreven a entrar en una antología donde, “En legítima defensa”, se autodenominan “poetas en tiempos de crisis” pero acuerdan no hablar ahora de flores del almendro, se han perdido derechos y los poetas lo sabemos, se podría formar una generación o un movimiento.

Aquí, en dos días Guadiana recita en “Lunes musicales” y en ocho se presenta la antología para niños “Este sol de la infancia”. Casualmente, en esta fecha he terminado mi nuevo poemario, pero todos me dicen que escriba narrativa porque la poesía ya se sabe, no se lee, no se compra, es mentira, nos rodea maravillosamente.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

¿Cuándo dejará Europa de ser un vasallo de EEUU?

El fracaso de las sanciones de EEUU a Rusia

Eso de la Cuaresma ¿va contigo?

Ahora es tiempo favorable para convertirnos y creer en el Evangelio

¿El castellano en Cataluña? ¿Quién permitió que se aboliese?

La Constitución española no necesita ser interpretada respeto a la vigencia, en todo el territorio español, de la lengua que hablan más de 500 millones de personas: el castellano.

Banalización

Si bien, en esta lucha maníquea entre movimientos que se oponen a la igualdad y sólo buscan la discordia entre los diferentes géneros, un papel clave lo juega el auge del feminismo radical. A grandes rasgos, el feminismo no es una única ideología, sino que se divide en variantes como el liberal, el socialista, el étnico y el radical. Mientras el primero defendía los derechos de las mujeres, el segundo destacaba la opresión de las mujeres de clase trabajadora y el tercero el de las mujeres pertenecientes al mundo postcolonial. Actualmente, el feminismo radical se arroga el monopolio sobre el discurso feminista, convirtiéndose en un pensamiento excluyente y etiquetando como “machista” a todas aquellas corrientes que no comparten la totalidad de sus puntos de vista. El feminismo radical culpabiliza al hombre por el mero hecho de serlo, lo feminiza en su forma de ser y lo funde bajo el signo del patriarcado. En última instancia, el fin de esta versión ultramontana del feminismo es presentar la supremacía de la mujer sobre el hombre como una supuesta y falsa igualdad. No hay que engañarse. El feminismo radical no sirve a la mujer, ni tampoco al hombre. Ha desechado como motivo de su lucha otras causas en las que también está en juego la igualdad frente a la coacción: la violencia en los matrimonios homosexuales (tanto de hombres como de mujeres), la identidad transexual, el maltrato de los niños en el seno familiar, el maltrato del hombre en el hogar, el maltrato de los discapacitados y de las personas mayores por parte de su propia familia. El feminismo radical entiende que esta violencia no existe, que es mínima y que no puede ser comparada con la sufrida por la mujer. En definitiva, el feminismo radical es la gran traición -tanto como el patriarcado- hacia el propio ser humano.

El riesgo feminista

Hace unos días el arribafirmante escribió sobre los peligros del neomachismo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris