Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Internacional   Paraguay   -   Sección:   Opinión

Histórica conquista del boleto estudiantil

Las críticas al proyecto aprobado del boleto estudiantil contravienen preceptos marxistas sobre capacidad y necesidad
Luis Agüero Wagner
@Dreyfusard
viernes, 21 de marzo de 2014, 07:35 h (CET)
Decía un recordado humorista argentino que todos somos iguales ante la ley, pero algunos más iguales que los otros. El mismo concepto parecen tener de lo que deben ser las relaciones humanas algunos políticos paraguayos que, curiosamente, se agazapan detrás de un engañoso ropaje de izquierdas.

La cámara de Diputados de Paraguay dio un paso histórico al aprobar el proyecto de Ley del Boleto Universitario. El proyecto fue presentado en el año 2011, y nunca pudo avanzar porque los mandatarios de la época no se animaron a impulsar el mismo.

El presidente Horacio Cartes hoy toma el desafío, y como los medios económicos (30 millones de dólares) no alcanzan para todos los universitarios, el diputado Oscar Tuma decidió que el programa llegue por lo menos a los más humildes. Tuma señaló que su intención es simplemente dar respuestas a los sectores más necesitados.

El legislador afirmó que si de él dependiera, hubiera preferido que la gratuidad llegue a todos los universitarios, algo que lastimosamente hoy no se puede. Así es que decidió hacer lo que estaba a su alcance.

El proyecto, ya aprobado en general el 5 de marzo pasado, fue modificado estipulando que los beneficiarios de la ley serán aquellos estudiantes de escasos recursos, tanto de universidades públicas como privadas.

Se estableció que será el Poder Ejecutivo el encargado de definir la fuente de financiamiento para posibilitar la ejecución del boleto universitario.

El proyecto de ley establece que los estudiantes universitarios de todo el país tendrán la posibilidad de pagar solo medio pasaje de lunes a sábado.

Curiosamente, algunos sectores marxistas objetaron el carácter social de la modificación introducida por Tuma, afirmando que “es complejo definir a los alumnos pobres de los pudientes, además de señalar que debe ser un derecho (el medio pasaje) para todos los estudiantes”.

Estas críticas olvidaron la famosa frase "A cada uno según su necesidad, de cada uno según su capacidad." componente esencial del ideario del pensamiento izquierdista desde el siglo XIX. Aunque se hizo famosa por ser utilizada como slogan por Marx, para los más radicales representaba solo una idea socialista, que no era sino un estado de transición (imperfecto e incompleto) hacia el comunismo pleno. En verdad, el pensamiento había sido acuñado por un socialista francés, Louis Blanc, quien ya la plasmó en un ensayo del año 1839.

A pesar de ser un slogan identificado con el marxismo, no parece muy difícil concordar con él. Se antoja moralmente aceptable, evoca la justicia social y el sacrificio de los intereses personales y particulares de cada individuo en aras del respeto a la sociedad.

Tan aceptable parece ser el pensamiento, que incluso críticos de la izquierda en el Parlamento paraguayo han decidido introducir sus conceptos en sus proyectos de ley, en este caso del boleto estudiantil que acabó aprobado esta semana.

Decía Nietzche que no existe veneno más peligroso que la doctrina de la igualdad. Afirmaba que esa doctrina parecía ser predicada por la justicia misma, pero en realidad constituía el final de la justicia.

Quienes en el parlamento paraguayo critican la histórica conquista del boleto estudiantil, y promueven la desigualdad de los desiguales, parecen concordar con ese pensamiento.
Comentarios
Party tents 04/abr/15    06:19 h.
cheap nike shox 06/jun/14    08:05 h.
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

¿Cuándo dejará Europa de ser un vasallo de EEUU?

El fracaso de las sanciones de EEUU a Rusia

Eso de la Cuaresma ¿va contigo?

Ahora es tiempo favorable para convertirnos y creer en el Evangelio

¿El castellano en Cataluña? ¿Quién permitió que se aboliese?

La Constitución española no necesita ser interpretada respeto a la vigencia, en todo el territorio español, de la lengua que hablan más de 500 millones de personas: el castellano.

Banalización

Si bien, en esta lucha maníquea entre movimientos que se oponen a la igualdad y sólo buscan la discordia entre los diferentes géneros, un papel clave lo juega el auge del feminismo radical. A grandes rasgos, el feminismo no es una única ideología, sino que se divide en variantes como el liberal, el socialista, el étnico y el radical. Mientras el primero defendía los derechos de las mujeres, el segundo destacaba la opresión de las mujeres de clase trabajadora y el tercero el de las mujeres pertenecientes al mundo postcolonial. Actualmente, el feminismo radical se arroga el monopolio sobre el discurso feminista, convirtiéndose en un pensamiento excluyente y etiquetando como “machista” a todas aquellas corrientes que no comparten la totalidad de sus puntos de vista. El feminismo radical culpabiliza al hombre por el mero hecho de serlo, lo feminiza en su forma de ser y lo funde bajo el signo del patriarcado. En última instancia, el fin de esta versión ultramontana del feminismo es presentar la supremacía de la mujer sobre el hombre como una supuesta y falsa igualdad. No hay que engañarse. El feminismo radical no sirve a la mujer, ni tampoco al hombre. Ha desechado como motivo de su lucha otras causas en las que también está en juego la igualdad frente a la coacción: la violencia en los matrimonios homosexuales (tanto de hombres como de mujeres), la identidad transexual, el maltrato de los niños en el seno familiar, el maltrato del hombre en el hogar, el maltrato de los discapacitados y de las personas mayores por parte de su propia familia. El feminismo radical entiende que esta violencia no existe, que es mínima y que no puede ser comparada con la sufrida por la mujer. En definitiva, el feminismo radical es la gran traición -tanto como el patriarcado- hacia el propio ser humano.

El riesgo feminista

Hace unos días el arribafirmante escribió sobre los peligros del neomachismo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris