Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Disyuntiva   -   Sección:   Opinión

Semillas de posibles maldades

Las lenguas maternas, en su diversidad, son una clara manifestación de nuestro destino babélico
Rafael Pérez Ortolá
viernes, 21 de marzo de 2014, 07:32 h (CET)
Cuando soportamos los comportamientos desagradables, sean propios o extraños, peor si alcanzan a ser maldades escandalosas; las protestas emergen con facilidad. Las críticas bien fundamentadas no son habituales, siendo excepcional el hallazgo de gentes con la suficiente honradez para el exámen de sus defectuosas actuaciones ante unos hechos acaecidos. Eso de la autocrítica es un ejemplo notorio de rareza. No sabe, no contesta, ni vió ni percibió cuanto acontecía, a pesar de sus participaciones. Es una FLOJERA generadora de malas artes en sociedades distantes y en estas que palpamos en directo.

El empedrado de las buenas intenciones ocupa grandes espacios, pero el lodazal de las maquinaciones mal intencionadas es de tal magnitud que deprime. Cultivamos dos ideas nocivas, que aún ensombrecen más el panorama, como si no tuviéramos bastante incordio. Constituyen dos ERRORES inveterados, practicamos como si fueran la última novedad. Asumimos la cultura como contraria a la maldad, primer error, el progreso de las razones es ambiguo, sirve para lo bueno y para perfeccionar las maldades. Las barbaridades de los cultos son terribles. Atribuimos a las miserias las crueldades violentas, segundo error, el fondo del mal no radica ahí. Confundimos el razonamiento hipócrita con la bondad y las culpas recaen en los más débiles.

Al fin somos unos desmedidos en toda regla, mujeres y hombres disparatados cuando aprietan las sensaciones y afloran las pasiones subconscientes. Aún añadiría que aunque no aprieten las circunstancias, en plena normalidad. No sabemos cuidar de las EXAGERACIONES. Las que son propias, siempre las vemos brien y tratamos de justificarlas. Oscilamos entre los extremos, de Eros a Tanatos. Vista la erótica como un polo de atracción que puede conducirnos hacia las más diversas metas, sexo, poder, dinero, política, o vaya usted a saber donde iba cada ciudadano. En cuanto a la muerte, no sólo consiste en quitar la vida, también en silenciar a los oponentes, quitarlos de la circulación activa. La ausencia de los límites supone un desgarro fatal.

Las excusas y los olvidos juegan un papel crucial en este semillero de perjuicios. Como si no fueran con nosotros las decisiones adoptadas. Las que fueron responsabilidades, buscaron acomodo en unas éticas reducidas a cada caso, el mío en particular, que ya perdieron de vista aquello del bien común. Su objetivo actualizado pergeña la JUSTIFICACIÓN como sea, libertaria, en la que surge el derecho a todo, junto a la desconexión con los deberes. El adobo de las decisiones impropias, las disimula y adorna, dándoles un aspecto razonable, a pesar de su desdichada estructuración. Son justificaciones maléficas, porque dejaron aparte la solidez de los argumentos y las mejores cualidades.

Introducimos muchas fuentes que distorsionan la convivencia. Una más, aunque muy importante, la provocamos cuando sembramos el criterio de la EXTRAÑEZA como parámetro para dilucidar la calidad defectuosa de los demás. Cuántos improperios son adjudicados a los peor situados en la sociedad; inmigrantes, marginados, pobres, a quienes suelen achacarse las peores cuotas de inseguridad. Sin duda, lo hacemos muy mediatizados por las alarmas informativas, muy dirigidas por agentes sombríos y poderosos. En cambio, apenas percibimos, cuando ya suele ser tarde, que los verdaderos extraños eran de alcurnia, agazapados en sus lujos entre nosotros y en número insospechado. Son curiosas paradojas en torno a la extrañeza.

En algún rincón del espíritu dedicado al pensamiento, guardamos dos arbitrios, entre otros muchos. Violento e intolerante, el de carácter agresivo, frente al colaborador de trazas constructivas. Pero, qué ocurre si llegados a esa encrucijada, no sentimos el mínimo grado de libertad necesario para la toma de resoluciones. No es raro encontrarnos con gran parte de la propia vida HIPOTECADA por diversas maniobras. ¿Cómo llegamos a tal situación? ¿Voluntariamente, plegados a servidumbres variadas? ¿Debido a circunstancias naturales? ¿Qué y por qué nos condujo a esa privación? ¿Por error e ignorancia? ¿Sacamos algún beneficio? Hay diferentes grados en estos compromisos y la violencia de sus privaciones, hemos comprobado que no tiene límites.

Las lenguas maternas, en su diversidad, son una clara manifestación de nuestro destino babélico. A partir de ellas, lo que pudiera ser un vehículo encaminado a la comunicación fructífera entre las personas, con frecuencia es utilizado como mecanismo de discordia. Cuando lo artificioso prende en el lenguaje, emprende una ESCALADA ilimitada. La actitud desdeñosa con los que hablan otra lengua, adquiere visos de extrañamientos peligrosos; detectados en Euskadi o Cataluña, en zonas europeas (Croacia, Bosnia, Serbia) y en el resto del mundo (Etnias americanas). Incluso en ciertos casos con acciones militares relacionadas. Existen fraseologías bien vistas o repudiadas. La diferencia convertida en arma arrojadiza.

La insensatez deviene en semilla peligrosa, con la que determinados lunáticos coetáneos elucubran para la configuración de ESTRATEGIAS, de las que después pierden el control, dado que no tuvieron en cuenta las consecuencias de sus desvaríos. Lo de insensatos les cuadra porque no proceden por error, sino agarrados a la codicia de sus intereses. Traman cooperativas, planeando procedimientos alejados de sus cooperantes; tenemos ejemplos recientes. A qué suenan las estrategias sindicalistas, a la vista de cómo funcionan sus apoltronados dirigentes. Los estrategas de turno trafican con lo que sea menester, criterios, dineros, ideas, personas; o con todo a la vez. ¡Todos a remolque de las estrategias pergeñadas!.

Existe un consenso evidente sobre la AMBIVALENCIA de los modernos medios cibernéticos. Por el uso y por el abuso. El simple uso, ya modifica las actitudes y costumbres, en el trabajo, ocio, familia o en las maneras de comunicarnos. ¿Siempre para bien? Sabemos que no. Lo que viene a ser ratificado al adentrarnos en los abusos. Como cualquier adelanto técnico, tiene sus repercusiones. La experiencia de cada uno genera la valoración consiguiente.

Aunque la proliferación de comunicaciones no permite el acceso a los núcleos deliberativos decisivos, ya que lo que quieren lo dejan blindado; es atosigante la llegada de mensajes. La trascendencia o no de los contenidos, cada vez importa menos. Con cualquier idea lanzada en esas redes, pueden reunirse un sinnúmero de participantes, si bien los anónimos desvirtuan su presencia, que la credulidad empaña. Configuran lo que denomino ATOMIZACIÓN CONDENSADA, en la que, el chispazo de un mensaje provoca una reunión despersonalizada, expuesta a las manipulaciones de agentes ocultos. El fondo de carácter neutro amenaza con transformación en una servidumbre de inciertas consecuencias.

Los mismos ideales son una posible fuente de riesgos; la Historia está plagada de aberraciones monstruosas en su nombre. La sugerencia pasa a ser una novedad, colocada después en el pedestal de los grandes conceptos, convertida en norma, que los poderosos transforman en IMPOSICIÓN, que quizá alcance rasgos terroríficos.
Comentarios
aaa nike air max 16/jun/14    03:27 h.
sale nike shox 04/jun/14    06:21 h.
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

¡Qué escándalo! ¡Qué escándalo!

“Una nación no se pierde porque unos la ataquen, sino porque quienes la aman no la defienden” Blas de Lezo y Olavarrieta. Almirante español (1689-1741)

García Albiol, el sheriff de Badaolna

Perfiles

Los políticos catalanes optan por enfrentarse a la Justicia

El todo vale, el no me da la gana o el me rebelo contra la autoridad española, se han convertido en el leitmotiv del separatismo catalán. El anarquismo se impone

Críticas a refranes (I)

El objetivo de este artículo de opinión es efectuar una crítica a determinados refranes

Hedonismo de Epicuro

El epicureísmo es una escuela filosófica helenística
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris