Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Cesta de Dulcinea   -   Sección:   Opinión

No sólo clásico

Nieves Fernández
Nieves Fernández
domingo, 15 de octubre de 2006, 07:39 h (CET)
También contemporáneo, por aquello del contraste, de la variedad y del complemento. Hablamos de teatro, de teatro en Almagro. Desde el 6 al 22 de octubre de está celebrando el VI Festival Internacional de Teatro Contemporáneo organizado por Celcit y el Ateneo de la localidad, patrocinado por La Junta de Comunidades, la Diputación Provincial de Ciudad Real y el mismo Ayuntamiento, aunque ya quisieran los organizadores que este Festival de otoño, también Internacional, fuera hermano y no familiar lejano y pequeñísimo del otro Festival, del grande, del Festival de verano, mejor dotado económicamente, que subiera en presupuesto o en patrocinadores, porque no sólo de los clásicos vive el hombre, también hay que echar de vez en cuando una mirada a lo inmediato, a lo novedoso, al autor fresco y vivo que presenta y crea un espectáculo.

Luis Molina, director del Centro Latinoamericano de Creación e Investigación Teatral, y alma mater del Festival, dirigiéndose al público en la inauguración de un más que lleno Teatro Municipal almagreño, se vanaglorió del alto poder de convocatoria del Festival y de la colaboración de otros pueblos de la comarca como Calzada de Calatrava, colaboración apoyada y buscada también por los patrocinadores para hacer de este Festival una muestra viva de que en Almagro no sólo se representa a los clásicos sino que también se apuesta por autores del futuro, por autores de vanguardia.

Y de vanguardista se puede calificar la obra elegida para abrir el Festival. Una muestra de teatro-danza creada por el coreógrafo y director teatral asturiano, pero afincado en Colombia Tino Fernández, trabajo presentado por L´Explose que ya le ha valido el Premio Nacional de este país, aparte de otros muchos.

Frenesí, que así se llama, es un torbellino de cuerpos desnudos y semidesnudos bailando al son que marcan los múltiples y cadenciosos sonidos en un vasto espectáculo lleno de plasticidad que mezcla lo erótico con lo festivo, la vida con la muerte, el peligro con la valentía, la vanidad con el placer para mostrar todo un mundo visual y sonoro donde destaca el ser humano con sus vilezas y grandezas referido al arte y al espectáculo taurino. Se trata en suma de un escenografía frenética tan fuerte que una escasa minoría no acabó de entender o de disfrutar, plagada de imágenes que se clavan en la retina para retenerlas después en la memoria con movimientos inauditos, más que pasos de baile, muy difíciles de olvidar. Es un claro ejemplo de trabajo en equipo pero destaca la actuación de Alexis Calvo, el actor enano, quien contrasta en cánones de belleza convencionales con los cuerpos de las cuatro parejas de artistas, esbeltos y delgados que no dejan de asombrar al espectador durante toda la representación. En suma, una gozada teatral frenética como frenética es la fotografía de la actriz que se muestra en el cartel que da imagen a todo el Festival.

Ocho obras más conforman el resto de la muestra con compañías españolas, guineanas, ecuatorianas, argentinas y bolivianas. Compañías que ya han sido informadas de que el Teatro Laboratorio La Veleta, incendiado el año pasado ha comenzado a levantar los primeros ladrillos para su esperada restauración.

La oferta del Celcit, junto a la de Corrales de Comedias que ofrece teatro semanal todos los sábados de otoño de octubre a diciembre, vienen a consolidar la ciudad de Almagro como la ciudad teatral y turística por excelencia, digna de poder visitarse y disfrutar del mejor e internacional teatro, y no sólo clásico, en todas las estaciones del año.

Noticias relacionadas

Cataluña sigue en la cuerda floja. El separatismo sigue vivo

Seguimos pensando que la situación catalana está muy lejos de solucionarse

En un mundo de fugitivos

Es asombroso observar que esta humanidad globalizada todavía no sepa vivir armónicamente

La campaña contra la violencia de género

No parece que esté teniendo mucho éxito: siguen muriendo mujeres

Noticias que impactan...

O ya no

Marta Rovira, feminista, lenguaraz, embustera y manipuladora

"Hay un límite donde la tolerancia deja de ser virtud” B. Burke
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris