Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Cristianismo originario   -   Sección:   Opinión

Las muchas vidas de cada uno

El camino a través de los ámbitos de purificación suele ser más penoso y más largo
Vida Universal
martes, 18 de marzo de 2014, 07:27 h (CET)
La reencarnación en algunas ocasiones es una opción, una posibilidad. Esto significa que según el caso, no necesariamente tenemos que volver a encarnar una y otra vez en un cuerpo humano. Tan pronto como el alma se haya vuelto más luminosa y ya no tienda a la reencarnación, a la Tierra, puede purificarse paso a paso en los ámbitos de purificación, donde tambien puede recorrer el camino de regreso al Hogar eterno, que es la meta final de toda alma y todo hombre.

En el libro «Origen y formación de las enfermedades», de la Editorial Vida Universal, podemos leer lo siguiente: «Un alma se puede encarnar muchas veces y recorrer muchas vidas terrenales en traje humano, hasta que por medio del autorreconocimiento, de la realización y de la aceptación del acto redentor de Jesús, recorra el camino espiritual de la purificación y ennoblecimiento de su ego inferior, aumentando así la luz redentora que actúa en él. Tarde o temprano cada alma y cada hombre tienen que llevar a cabo la purificación del alma, ya sea en esta vida terrenal o en posteriores, para volver a ser de nuevo conscientemente la imagen fiel del Padre eterno».

No necesariamente tenemos que ir a una nueva encarnación, a no ser que nos sintamos atraídos de nuevo a la materia. Aunque si en la consciencia del alma no hay otra cosa que el deseo de volver a la Tierra, el alma tenderá de nuevo a la siguiente encarnación. Pero si se ha llegado a realizar un cierto proceso de purificación, tales almas ya no sentirán en sí el deseo de volver a la Tierra, a una nueva encarnación, por lo que podrán seguir purificándose y desarrollándose como almas en los llamados ámbitos de purificación.

Sin embargo el camino a través de los ámbitos de purificación suele ser más penoso y más largo. Por lo que muchas almas se empeñan en venir a una nueva encarnación porque en el Más allá, a través de dolor y sufrimiento, el alma tiene que soportar, sufrir, sentir y experimentar ella misma en imágenes lo que siendo un ser humano causó a otras personas. Por ejemplo, cómo trató a su prójimo, cómo tal vez lo desvió de su camino, cómo lo influyó, lo obligó, o tal vez indujo a cometer actos dañinos.

Jesús de Nazaret nos dejó una buena ayuda al respecto cuando dijo: “Arregla lo que tengas pendiente con tu projimo, con quien ahora vas de camino, antes de que el alguacil te lleve al juez y este a la carcel. Yo te digo, no saldrás de allí hasta que hayas pagado el último céntimo“. Para toda persona, cada día la Escuela Tierra contiene la ayuda y la fuerza necesarias para superar lo que ha de ser superado ese día, también para ponernos en paz con nuestro prójimo.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

La maldita enfermedad

A lo largo de la historia se han declarado pandemias que han diezmado la población de grandes zonas del mundo

Siempre quedará Valle

En tiempos turbulentos, en los que España parece un boceto de sí mismo, un esperpento, hay que reconstruir los cristales cóncavos de la Calle del Gato

Podemos, el cuarto en discordia

Isabel del Rey, de profesión poeta

Hay que leer estos 'Versos de escuela' de Isabel del Rey porque es la libertad lo que se lee en los poemas

Miedo nos da. ¿Un Art.º 155 descafeinado?

¿Se pretende restaurar la legalidad en Cataluña o salir del paso con el menor coste político?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris