Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Con permiso   -   Sección:   Opinión

López, charnego y fascistilla

Pedro de Hoyos
Pedro de Hoyos
@pedrodehoyos
sábado, 14 de octubre de 2006, 03:29 h (CET)
El sentido popular dice, no siempre con razón, que aquellos que quieren hacerse perdonar no haber nacido en el País Vasco o en Cataluña suelen estar entre los más brutos de las casas nacionalistas. Ya digo que es una expresión que siempre ha andado de boca en boca pero que no siempre ha sido cierta.

Parece claro que en el caso del tal López, secretario de las “Jumentudes” Socialistas en Martorell, lo que más debía pesar es el apellido. Tener que cargar a las espaldas con ese desenmascarador “López” debía resultarle labor pesadísima que seguramente llevaba años tratando de hacerse perdonar ejerciendo de más catalán que la Virgen de Montserrat y más catalanista que Pujol. Lo que le tenía que doler al chaval volver cada cierto tiempo al que fuera el pueblo de su padre. Si volvía. Reconocer que allí estaban los orígenes de su “López” y no en el Montseny, por ejemplo, tiene que doler. Y el chaval empezó esa rauda carrera que le ha llevado a ser expulsado de las Juventudes del PSC a tan temprana edad. Por intolerante. Por antidemócrata. Por no respetar el derecho de los demás. Por creerse más listo, más catalán y con más derechos que los demás. Pobrecico de él si hubiese hecho exactamente eso mismo.... para defender al PP. La que le habría caído encima, la de excremento humano o de algunos animales (Por favor, consúltese el D.R.A.E.) que le hubiese llovido desde las manifestaciones de algunos miembros de los partidos catalanistas. Y de alguna prensa. También.

Es digna de estima la rapidez con que ha obrado Montilla, alabado sea, y la seriedad con la que se han expresado, esta vez sí, los miembros de los restantes partidos. Pero que no se escuden en ello, que ha habido un buen número de ocasiones semejantes en las que los prohombres de Cataluña no han mostrado la misma celeridad ni la misma convicción. Es fácil recordar conferencias abortadas en la Universidad, boicots y agresiones al propio PP o a Ciutadans de Catalunya en las que todo se disimulaba, se suavizaba o directamente se camuflaba. Eso cuando no se culpaba directamente al agredido. Seguramente chavalotes engreídos como el López este contaban con ello.

Aquellos polvos traen estos lodos, estos pobres jumentos creen hacer una gracia, se imaginan que apoyar a su partido es expulsar de Cataluña a los que piensan diferente, creen que han inventado la catalanidad y resulta que eso ya lo hacía Franco. Franco expulsaba de España al que no seguía al pie de la letra su españolidad. El pobre López, fascistilla charnego de andar por una casa de la que le han expulsado, se había creído a pies juntillas lo que sus superiores le han estado contando impunemente todos estos años: El PP es anticatalán, odia a Cataluña y debe ser expulsado de la vida catalana. ¿A qué música me suena esta letra?

Este charnego suplicante se ha creído las lecciones que tanto tiempo ha estado dando Maragall cuando decía que se le acabó a España exprimir la teta a Cataluña o cuando hablaba despectivamente del Estado residual. Esas cosas dejan huella, al cabo del tiempo pasan factura y te echan de la presidencia de la Generalitat. De esas manifestaciones del finiquitado Maragall habrá copiado este exsecretario de las Juventudes socialistas de Martorell cuando habla de “insultos por parte de dirigentes españoles del partido como el secretario general Ángel Acebes". O también cuando dice que es “una vergüenza que venga una persona como Ángel Acebes cuando desprecia a Cataluña”.

De nuevo “la puta España”, esa España que “ojalá les explote en los cojones” ofendiendo a la beatífica Arcadia catalana, de nuevo la España madrastrona, la España rancia y casposa sodomizando a la espiritual, culta y elevada Cataluña.

Que no se olviden en el PSC de que llevan años permitiendo éstas “alegrías”, que no se olviden de los disparates que han ido dejando pasar, que no se olviden de que Raúl Moreno, primer secretario de las Juventudes, y Rubén Cabañas, (Otra vez apellidos tan catalanes) viceprimer secretario, mostraron durante la reciente celebración del Onze de setembre una pegatina y una camiseta con la frase que decía 'Rubianes somos todos'.

Pues dime con quién andas y te diré quién eres.

Noticias relacionadas

Disyuntivas crueles

¡Nos asaltan a mansalva! ¿Encontraremos el seso suficiente para afrontarlas?

Los oráculos se cumplen. El independentismo enfrentado al Estado

“El nacionalismos es la extraña creencias de que un país es mejor que otro por virtud del hecho de que naciste ahí” G.B.Shaw.

La realidad de los profesores

Parece que los docentes tenemos mala fama, pero no está justificada

Nada dura para siempre

Evitemos el dolor. Podemos hacerlo

Sting y la táctica de Rajoy en Cataluña

La táctica de Rajoy en Cataluña es rock. Puro rock
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris