Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El crisol   -   Sección:   Opinión

Vergüenza nacional

Pascual Mogica
Pascual Mogica
sábado, 14 de octubre de 2006, 03:29 h (CET)
De vergüenza nacional ha tachado Rajoy la decisión de la Fiscalía de la Audiencia Nacional de reducir la petición de pena al etarra De Juana Chaos pasando de los 96 años pedidos en principio, a seis años.

Pienso que sus razones tendrá la Fiscalía para pedir este cambio pero no veo la razón para que Rajoy diga que esto supone una “vergüenza nacional” por tratarse de un individuo que ha asesinado a 25 personas, y no veo la razón porque al presunto líder del PP, Mariano Rajoy, o bien le vuelve a fallar la memoria o le repele rememorar el pasado.

Si este cambio por parte de la Fiscalía de la Audiencia Nacional supone una “vergüenza nacional” y “uno de los mayores escándalos que se han producido en España en los últimos años” según Rajoy, quiero pensar que este se refiere a los últimos dos años y medio, porque no hay que olvidar que en los años anteriores ya se dio esta “vergüenza nacional” y un escándalo mayúsculo cuando gobernando Aznar, este puso en la calle a 64 terroristas condenados por asesinatos múltiples a penas que superaban los 20 años y que excarceló a 311 etarras además muchos presos etarras fueron trasladados a cárceles muy cercanas al País Vasco. Sin olvidar que fue Aznar, quien dijo que sería “generoso” con los terroristas. Todos los recordamos, por haber sido esto mil veces repetido, fue cuando la “tregua” decretada por ETA en 1.998, en la cual incluso se llegaron a tener contactos entre gente enviada por Aznar y los representantes de ETA. Pero aquello tan evidente, por lo visto nunca sucedió. En el PP cuesta poco olvidar y mucho recordar. Pero los que tenemos memoria histórica sí sabemos que aquellas decisiones que tomó Aznar en 1.998 y sus consecuencias, sí fueron una vergüenza para todos los españoles. Aznar, dio mucho a cambio de nada.

Noticias relacionadas

Un tejido de hábitos transformadores

No menos trascendentales han de ser nuestras propias transformaciones interiores

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XV)

Hay que liberar a los miembros del Opus Dei de la funesta manía de pensar

Un salabre oxidado

Un relato estival de Francisco Castro Guerra

Te invito a un Cat Café en A Coruña

Ya podía nuestra sociedad darse más cuenta de que son seres vivos

Respetar la verdad y la autoridad en la materia

Artículo de Carmen de Soto Díez, Consultora de comunicación
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris