Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

No interesa oír el ruido de las víctimas

Jesús D. Mez Madrid (Gerona)
Redacción
sábado, 14 de octubre de 2006, 03:29 h (CET)
La Asociación de Víctimas del Terrorismo ha reunido el primer fin de semana de Octubre en Sevilla a decenas de miles de personas, pero para el Gobierno estas victimas hacen ruido.

Cierto, el ruido que hacen las víctimas del terrorismo es el ruido punzante de la conciencia, el que más puede incomodar la estrategia del Gobierno. Su comportamiento cívico ejemplar debería resultar imprescindible para la higiene moral de una sociedad democrática que quiera mirar hacia adelante, pero a los ojos y oídos del Gobierno, las víctimas cometen un error imperdonable: gritan demasiado, su clamor constante resuena con fuerza y hace que nos piten los oídos, no por la cantidad de decibelios sino por la claridad con la que se presenta la verdad ante la conciencia pública. Y ese ruido siempre será un zumbido molesto para quienes prefieren una sociedad callada y que mire para otro lado, mientras el Gobierno trata de alcanzar una paz falsa, que no se basa en la justicia, el derecho y la memoria de las víctimas, sino en la oportunidad política que se presenta si se ceden cosas esenciales como puede ser el olvido de las victimas y de que los asesinos, además de la libertad, consigan sus objetivos.

Noticias relacionadas

No es lo mismo predicar que dar trigo

La demagogia es la hipocresía del progreso

Los pronósticos se cumplieron. España sumida en el desconcierto

“Acepta. No es resignación pero nada de hace perder más energía que el resistir y pelear contra una situación que no puedes cambiar” Dalai Lama

A vueltas con la justicia

Desde el Código de las Siete Partidas a nuestro sistema punitivo actual han pasado siglos pero, a mi entender, sigue siendo bastante deficiente

Pedro Sánchez no aprende

Su irresponsabilidad es un hecho hasta el punto de estar organizándose el partido para celebrar un cónclave y hacerle ver las desventajas y la insensatez de presentar ahora una moción

Verdad y política, dos caminos enfrentados

No existe razón alguna válida donde la política pueda hacer excepción de su exigencia de verdad
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris