Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   La tronera   -   Sección:   Opinión

Batalla perdida de Zaplana

Jesús Salamanca
Jesús  Salamanca
sábado, 14 de octubre de 2006, 03:29 h (CET)
Eduardo Zaplana se está pasando los pueblos de tres en tres con sus reiteradas e improcedentes declaraciones. No es de recibo que siga poniendo “palos en las ruedas” de la inmigración. Han sido muchas las críticas que ha recibido el Gobierno por su falta de planificación, incompetencia del equipo del ministro Caldera y por las inservibles medidas adoptadas; justo es reconocer que la mayoría de ellas se han quedado en un mero brindis al sol. No obstante, todo tiene un límite, por eso las declaraciones de Zaplana sobre la intención de “hacernos cómplices de los errores” con el proyecto de política común de inmigración carecen de sentido, al igual que son fruto de mala fe las que inciden en que el ejecutivo “quiere pasar del papeles para todos al culpable somos todos,...”

Cuando los que mandan pierden la vergüenza, los que obedecen pierden el respeto, dice el refranero. Zaplana ha hecho realidad esa máxima y debería comedirse en sus declaraciones contra cada medida que inicia el ejecutivo. Ya lleva el suficiente tiempo en la oposición como para dejar de ser un inadaptado a su nueva situación. Debería tener presente que cada fracaso enseña al hombre algo que necesitaba aprender, en palabras de Dickens.

Después de haber coleccionado cientos de declaraciones y exabruptos de Zaplana en los últimos tres años, llego a una fácil conclusión: no hay interés en colaborar con el Gobierno en temas de Estado o de especial riesgo. Sospecho que ven demasiadas causas perdidas en la política del Gobierno socialista. Y alguien ha debido aleccionar al PP para que siga los consejos de Demóstenes: “Cuando una batalla está perdida, sólo los que han huido pueden combatir en otra”. Es una lástima, pero algunos dirigentes del Partido Popular han acabado entrando en el colectivo de ‘hombres desgraciados’! Solía repetir Louis Pasteur que los más desgraciados “son aquellos que tienen todas las ideas claras”.

El ex presidente de la comunidad valenciana no se fía del Gobierno, por eso cree que “busca cómplices y no socios”, además de estar preocupado por las elecciones autonómicas. Tan solo el Partido Popular y Coalición Canaria muestran recelos hacia la subcomisión de estudio para solucionar la “crisis de los cayucos”. En este momento, al contrario de lo que piensa Zaplana, procede apoyar al Gobierno a resolver el dramático problema de la inmigración. Afecta a España y, por tanto, a todos los españoles. El problema es de todos. Cada uno en nuestro terreno estamos poniendo nuestro granito de arena: profesores, juristas, oenegés, asistentes sociales, animadores de calle, ayuntamientos, diputaciones,... El ciudadano hace tiempo que rechaza la actitud del PP, las inservibles broncas con el Gobierno, los furibundos ataques al PSOE y el afán por tirar al monte sin necesidad. Es imposible que consigan hacer virtud de lo que siempre será despropósito.

La ley de extranjería va a reformarse antes de que acabe el año. Éste es el momento de demostrar el Partido Popular que sabe discernir entre los temas de Estado y los secundarios; máxime, cuando desde Senegal se exige a las autoridades españolas que suspendan todos vuelos de repatriación de inmigrantes. Hay que saber arrimar el hombro y el Partido Popular no parece estar por la labor de trabajar por y para España en este momento. Demasiados intereses personales y excesiva ceguera política.

Noticias relacionadas

Durán i Lleida transversal

Se nos jodió Cataluña

Habla, pueblo, habla

UCD adquirió “Habla, pueblo, habla” para su campaña de 1977

Cataluña a la deriva (II)

La enajenación colectiva

Propia imagen

El derecho al honor y a la propia imagen es un derecho protegido por la Constitución

Salvar Cataluña ¿Voto útil para Ciudadanos?

Errores de apreciación del PP pueden acabar con un retorno a la situación previa a la aplicación del Artº 155
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris