Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Cartas al director   -   Sección:   Opinión

Amor suizo

Juan Manuel, Jaén
Lectores
@DiarioSigloXXI
viernes, 14 de marzo de 2014, 14:31 h (CET)
La política como una moneda tiene dos caras y la capacidad de sacar lo mejor del ser humano: compromiso, entusiasmo, ideales y entrega pero también, de manera inevitable, lo peor: codicia, avaricia, falta de escrúpulos, latrocinio rampante, cinismo, hipocresía y desfachatez. Mientras unos ven el lado bueno o hacen, como el árbitro de fútbol, que no ha visto, otros, obligados por la cansina realidad, depositan la mirada en el reverso. Un reciente informe de la UE expone, como si no lo supiéramos convenientemente, que la corrupción en España campa a sus anchas con la anuencia y connivencia de nuestros políticos y donde, a veces, solo a veces, los jueces que los juzgan acaban culpables antes de juzgarlos.

Es decir, que nuestra política si fuera una moneda estaría muy devaluada cuando no falsa. Y a nosotros, los administrados, la atenta Unión Europea nos dedica ese estudio para decirnos lo desdichados que somos a resultas de ello. Si nos dieran una copia de dicho estudio podríamos escribir, al dorso de las páginas (para no malgastar), que a pesar de eso, tenemos mucho amor. Y, valga como ejemplo, el estrecho y delicado vínculo entre Suiza y España que no consiste sólo en chocolates y relojes de precisión. Nuestro amor por Suiza es tan grande como sus pistas de esquí y cristaliza, como el de los amantes sobre las sábanas, en cámaras acorazadas en sótanos de Zúrich y Ginebra. Allí guardan todo ese amor algunos de nuestros políticos y que, no pocas veces, es fruto de la ilusión robada, a manos llenas y urnas semivacías. 
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.

El acto del reconocimiento de gobiernos

Las principales doctrinas sobre reconocimiento de gobiernos

Alcoa y el abandono de Asturias

El presente y el futuro industrial y económico de Asturias están en el aire

Hacia la caverna

El oscurantismo sigue siendo demasiado moderno

Equidistancia

Entender la vida como una confrontación permanente es algo terrible. Supone enfrentarse a cada una de las facetas de la realidad con un pensamiento dicotómico
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris