Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El crisol   -   Sección:   Opinión

Perdidos en el laberinto

Pascual Mogica
Pascual Mogica
jueves, 12 de octubre de 2006, 00:31 h (CET)
Obvio es decir que los jerifaltes del PP andan perdidos en esa especie de laberinto diseñado por Pedro J. Ramírez y por Federico Jiménez Losantos.

En uno de sus pasillos, conocido como “pasillo del 11-M” se encuentran extraviados desde hace bastante tiempo y en lugar de pararse para ver de orientarse y buscar una salida a tan agobiante situación, se han empecinado en seguir hacia delante y cada vez se encuentran más desorientados, hasta tal punto que han perdido la serenidad. Lo malo del caso es que el trazado de ese pasillo está siendo modificado de continuo por sus dos creadores, lo cual está arrastrando a los que en el se hallan perdidos, a situaciones de verdadera enajenación mental lo que les está llevando al trance de no saber distinguir entre lo razonable y lo irracional.

En el caso de que consigan salir del “pasillo del 11-M” se van a encontrar con otra dificultad añadida que no va a ser menos que la actual. Los dos “genios” han trazado un nuevo pasillo al cual le han dado el nombre de “pasillo del ácido bórico”, donde se van a encontrar de todo, desde policías que en lugar de ayudarles a salir del laberinto les van a llevar más lejos de la salida, hasta jueces que están dispuestos a hacerles reflexionar y evitar que sigan dando vueltas al laberinto pasando siempre por el mismo lugar.

Da pena ver como dos “espabilados” del periodismo han podido meter en semejante situación a un partido político, el PP, que cuenta, no se si todavía, con diez millones de votos. Es muy posible que el partido no se merezca encontrarse en esta situación, pero los que lo dirigen, los Aznar, Acebes, Zaplana y Rajoy, por este orden, si lo merecen, sobre todo por no tener criterio propio y dejarse llevar por esos dos “rasputines” que les manejan a su antojo.

Noticias relacionadas

La prueba de las banderas, ya innecesaria

J. LLano, Madrid

Nosotros estamos en lo cierto y ellos equivocados

G. Seisdedos, Valladolid

El nacionalcatolicismo, la póliza especializada

A. Alonso, Madrid

Democracia es mucho más que poner urnas

M. Palacios, Lleida

La tribu como autodefensa

V. Rodríguez, Zaragona
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris