Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

No sólo de petróleo vive la economía rusa

Vasili Zubkov
Redacción
jueves, 12 de octubre de 2006, 00:31 h (CET)
El petróleo de Rusia es un fenómeno del que es difícil abstraerse. El petróleo significa transporte, energía eléctrica, materias primas para la industria química y muchísimas otras cosas. Por ejemplo, el transporte por tuberías y producción de tubos de acero. Y sin embargo…

Rusia es el segundo exportador de petróleo del mundo. El año pasado, el porcentaje que corresponde al petróleo en el total de las exportaciones de Rusia era del 34,6% (en 2004 esta proporción constituía el 32,1%). El resto que produce en total la suma de $160 mil millones de dólares recae en el gas natural, armas y tecnologías bélicas, metales ferrosos y no ferrosos, artículos metálicos, fertilizantes, materias primas químicas, productos de gasoquímica y petroquímica, cereales, madera y sus derivados, carbón, energía eléctrica, tubos de acero, maquinaria, etc. Esta lista ayuda a comprender que sin petróleo el país dispone de otras fuentes seguras de ingresos monetarios. El Banco Internacional para la Reconstrucción y Fomento ha calculado que sin los actuales precios elevados del petróleo el ritmo de crecimiento de la economía rusa sería del 4-4,5%.

De Rusia se exporta cuanto goza de demanda en el exterior y lo que queda después de satisfechas las necesidades propias. El actual surtido de las exportaciones de Rusia muestra también el grado de desarrollo de una rama industrial u otra.

Pongamos por caso el sector siderúrgico. El año pasado se vendió al exterior 50 millones de toneladas de metales por un valor de casi $20 mil millones. El incremento anual de los ingresos provenientes de la exportación es de 5-6%. Rusia va deviniendo un serio actor en el mercado mundial de los metales.

La modernización de la producción y los novedosos tecnologías y materiales que se emplean en el sector siderúrgico permiten esperar que la siderurgia disponga de grandes posibilidades en lo concerniente al crecimiento de la producción, cuanto más que en la medida de sus posibilidades el Estado apoya esta rama. Por lo tanto, los competidores en EE.UU. y Europa tratan de limitar por cualquier medio la importación rusa, estableciendo contingentes y valiéndose de otros mecanismos de protección. Los propietarios de acerías rusos, a su vez, adquieren activamente en el exterior nuevas instalaciones a fin de evitar restricciones aduaneras. Se espera que el año siguiente se reconsidere el convenio comercial entre Rusia y la Unión Europea en el que se fijarán nuevos contingentes para la importación de metales de Rusia.

El componente exportable en la industria química de Rusia determina en grado considerable la eficiencia del trabajo de las empresas químicas y petroquímicas. Hace falta construir más plantas, implantar tecnologías novedosas, invertir decenas de miles de millones de dólares, pero también ahora el sector es viable. El informe presentado por el Ministerio de Industria y Energía indica que en los últimos tres años se nota un crecimiento sostenido (hasta el 11% anual) de la exportación de productos químicos cuyo valor total ya ha llegado a superar mil millones de dólares.

El sector forestal y maderero de Rusia posee un enorme potencial de exportación. En cuanto a las reservas madereras (un 25% del total mundial) con Rusia puede competir sólo Brasil. Los especialistas han calculado que con un uso apropiado - se trata de la profundización del tratamiento - la exportación de madera puede aportar un beneficio en divisas equivalente al obtenido por la exportación de petróleo crudo.

Según estimaciones de los expertos, el potencial exportador de la industria maderera nacional de Rusia asciende a $120 mil millones de dólares. Ahora, en cambio, todo el componente exportador de la rama apenas sobrepasa $10 mil millones y proviene de la venta de madera en rollo. No es ningún motivo de orgullo el hecho de que la parte correspondiente a Rusia en la venta mundial de madera en bruto llegue al 22%. El Gobierno se propone estimular activamente la venta de productos de madera tratados más a fondo y, por el contrario, reducir la exportación de madera en rollo.

De manera que también sin petróleo Rusia entraría en la primera decena de Estados en materia del intercambio comercial exterior. Este año el PIB se acercará a $900 mil millones de dólares, aunque hace todavía cuatro años era del orden de $600 mil millones. Resulta bien posible que hacia 2010 se haga realidad el deseo expresado por el presidente Vladimir Putin de duplicar el PIB. En América han comenzado a hablar de excluir a Rusia del Sistema General de Preferencias (SGP), alegando que los rusos ahora ya no necesitan que los traten con demasiada indulgencia.

Según datos oficiales, estos últimos años la parte que corresponde a los sectores del petróleo y gas en la producción del PIB constituye el 9%, siendo el 31% la de toda la industria. Por otra parte, según opinan los expertos del Centro de Desarrollo, las estadísticas oficiales subestiman intencionalmente el aporte de la industria y especialmente el de la industria del petróleo y gas, sobreestimando el papel del comercio en la creación del PIB. En su opinión, al petróleo y el gas, teniendo en cuenta el transporte por tuberías, les corresponde el 25% del PIB, mientras que a todo el sector industrial de la nación, menos el petróleo y el gas, el 15%. Resulta que, si tomamos cierta unidad convencional igual al 17%, podemos constatar que la industria rusa sin petróleo hace un aporte bastante sustancial al PIB.

La mitad de la actual partida de ingresos del presupuesto se forma a costa del petróleo y gas, mientras que hace todavía cuatro años este índice era dos veces menor (23,4%). Se entienden por dinero proveniente del sector gasopetrolero los ingresos procedentes de los impuestos y aranceles, incluidos aquellos con que se gravan los beneficios de las empresas gasopetroleras, dividendos de las empresas petroleras producidos por las acciones pertenecientes al Estado e ingresos aportados por las actividades de las empresas petroleras públicas que operan en el exterior. Todos los superbeneficios del sector van destinados al Fondo de Estabilización, prácticamente sin ejercer efecto alguno sobre la economía.

Rusia es uno de los pocos países del mundo que son absolutamente autosuficientes. Al embarcarse por la vía de economía de mercado, Rusia ha logrado conservar el control del Estado en los sectores clave creando monopolios eficaces y, a la vez, logrando sentar las bases de un poderoso sector privado. La caída de la producción ligada a la reestructuración de la economía ha pasado, y ahora la nación se encuentra en ascenso. La economía de Rusia es bien viable sin su sector petrolero.

____________________

Vasili Zubkov, para RIA Novosti.


Noticias relacionadas

La conciencia, un instrumento muy útil para la vida

Cuando el ser humano fallece, la energía que ha estado emitiendo no se destruye

Maduro, Sánchez y el desmadre separatista

“Sé consciente de la diferencia entre análisis amigable y crítica destructiva. Observa si el propósito de tus palabras es ayudar, desahogarte o hacer daño” Napoleón Hill

Arte sacro

El arte sacro sirve para neutralizar la gravedad de la idolatría

La amenaza de una proposición de ley

La ideología de género es un ataque a nuestras mismas raíces

Campaña independentista en Cataluña

Ya ha comenzado el pasado jueves la campaña por el sí a la independencia
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris