Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Nobeles y candidatos de la paz

José Carlos Navarro (Mérida)
Redacción
jueves, 12 de octubre de 2006, 00:31 h (CET)
Parece lógico el rumor que los devaneos neoyorquinos de Garzón estaban encaminados a la consecución del Nobel de la paz. Para sustituir a Kofi Annan le venía grande la chaqueta del cargo. Para ser Nobel, su estelar persecución internacional de dictadores de derechas no ha parecido suficiente. Sin llegar siquiera a postularse como candidato, hay que tener en cuenta que la historia de los nobeles de la paz los tuvo de derechas e izquierdas -si así pudieran distinguirse los totalitarios unos de otros-. Los archivos de la institución sueca hablan de dos conocidos genocidas: Joseph Stalin estuvo postulado después de la II Guerra Mundial, y Adolf Hitler en 1939. La propuesta fallida del primero no conoce más respuesta que la perpetró interiormente contra su propio pueblo, 20 millones de asesinados. La del segundo, seis meses después, el candidato nazi de la paz no siendo proclamado invadió Noruega. Es evidente que cada cuál actúa según sus posibilidades. Otros nobeles de la paz proclamados, deambulan gestionando la paz con terroristas a los que les consiguen concesiones o al menos les dan publicidad internacional.

El juez Garzón, tristemente se queda en no ser competente jurisdiccionalmente, por lo que su respuesta después de su rumoreado fracasado Nobel, es poner una querella al diario El Mundo. Mientras estemos inmersos en las reglas de un Estado de Derecho, podemos estar tranquilos. Menos tranquilizante es que lo que ahora llaman paz, nada tiene que ver con el Derecho. Más alarmante es que lo que llaman paz ni siquiera lo sea, para ser sólo un justificante para vulnerar este Estado de Derecho.

Noticias relacionadas

La prueba de las banderas, ya innecesaria

J. LLano, Madrid

Nosotros estamos en lo cierto y ellos equivocados

G. Seisdedos, Valladolid

El nacionalcatolicismo, la póliza especializada

A. Alonso, Madrid

Democracia es mucho más que poner urnas

M. Palacios, Lleida

La tribu como autodefensa

V. Rodríguez, Zaragona
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris