Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   España   Política   -   Sección:   Opinión

José Antonio Monago, el verso libre del PP

“Somos una región seria en un país serio”
José Luis Heras Celemín
viernes, 7 de marzo de 2014, 07:44 h (CET)
El Presidente de Extremadura, que es tierra de conquistadores, abandonó Mérida por unas horas y se presentó en Madrid como lo que parece, e incluso puede que sea: el verso libre del PP.

Fue en el Desayuno Informativo de la Agencia de Noticias Europa Press, de la mano de Alon Bar, que es el Embajador de Israel en España, y arropado por la flor y nata del Partido Popular: Las ministras Ana Pastor y Fátima Báñez, el Presidente de la Comunidad Autónoma Madrileña Ignacio González, el Secretario de Estado de Administraciones Públicas Antonio Beteta, los Vicepresidentes del Congreso y del Senado Celia Villalobos y Juan José de Lucas, la Delgada del Gobierno en Madrid Cristina Cifuentes, el Vicesecretario de Orga-nización del PP Carlos Floriano, y un número considerable de parlamentarios y miembros de la Junta de Extremadura.

Comenzó su parlamento, con pachorra, explicando la realidad de la región, y mezclando el enunciado de las medidas tomadas por su gobierno con los logros ya obtenidos y con algunas propuestas de futuro: Rebaja del déficit de la legislatura anterior. Bajada de impuestos. Disminución del paro. Reducción de la Administración Autonómica. Ajustes varios. Cumplimiento de las instrucciones económicas nacionales. Perspectivas de conseguir un índice de crecimiento del 1,2%. Y la propuesta de un bono cultural, para impulsar la lectura y ayudar a hacer libros y periódicos.

“Somos una región seria en un país serio”, dijo solemne, tras dibujar la realidad extremeña, circunscrita a lo que llamó “La insularidad de Extremadura en España”. Una población, de un millón de personas, inferior a la de algunos barrios de Madrid. Con una extensión superior a la suma de las Comunidades de Valencia, Murcia e Islas Baleares. Y con unas infraestructuras de hace dos siglos.

Después, amparándose en la Constitución, en algunas Sentencias del Tribunal Constitucional, en el articulado de la Ley Orgánica para la Financiación de las Comunidades Autónomas (LOFCA) y en los principios que se tuvieron en cuenta para la creación del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA), se ocupó de analizar la financiación de las regiones con más dificultades y de hacer algunas propuestas:

- Búsqueda de “un mecanismo que garantice la convergencia de las Comunidades Autónomas en renta per cápita”.

- Reforma legislativa a fondo, con la negociación, cuando sea posible, de un nuevo sistema de financiación de las comunidades autónomas y acordado por el PP, el PSOE y todos los grupos políticos que se sumen en el empeño.

- Creación de un Fondo de Cohesión Territorial con una dotación, blindada de un 1% del total de los Presupuestos Generales del Estado y con eva-luación periódica, cada siete años, de las necesidades y realidades autonómicas.

- Y la Instauración y Revisión de Balances Reales autonómicos, con vigilancia puntual de qué cantidades se prestan, a quiénes se prestan y cómo y cuándo se pagan y devuelven.

Ya en el turno de preguntas, aparecieron varias, de distintos medios, algunos catalanes, ocupándose de la relación del Presidente Monago con Cataluña y su supuesta intención política de arremeter contra Cataluña. Fueron re-sumidas por Javier García Vela, el director de Europa Pres que moderaba el acto en una pregunta escueta:

- ¿Qué problemas tiene usted con Cataluña?.

La respuesta de Monago, más que preparada, fue todo un compendio de lo que es Cataluña, Extremadura, y la realidad y el sentir de los charnegos.

Tras afirmar que tiene más familia en Cataluña que en Extremadura, dijo que su problema no es con Cataluña sino con algunos de los políticos catalanes, que radicalizan situaciones y posiciones, para los que nada de lo que el resto de España ofrece a Cataluña es suficiente, y que le hacen formularse una pregunta: “¿Cuándo se va a colmar su nivel de exigencia?”.

Después dio la vuelta a la pregunta e hizo una formulación con contenido algo más que retórico: ¿Qué problema tiene Cataluña con el resto de España?. 

A la salida, mientras Javier Gurruchaga hacía gala de su gusto, y hasta mal gusto, por un cierto tipo de sombreros, los comentarios eran de dos tipos:

Unos se preocupaban de las notables divergencias de José Antonio Monago con las directrices del PP que emanan de la Calle Génova y de las que, había dicho, no le hacían sentir mal, porque “este es mi partido y no ocurre que el que se mueve no salga en la foto. El PP es un partido democrático en el que se puede hablar. Cuando hablo en el Comité Ejecutivo, yo no veo malas caras.

Otros, además de reparar en Monago, lo hacían en el hecho de que el que hablaba era el Presidente de Extremadura, donde el PP, para gobernar, necesita el apoyo de la izquierda, aunque ese apoyo, por convencimiento, o no, venga unido al hecho de aparecer como… el verso libre del PP.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Catalunya, el árbol que no deja ver el bosque

El PP, con la Constitución tapa su corrupción

El valor y la valía

Se requieren gentes de valor que perseveren, dispuestos a plantarle corazón a esta escalada de contrariedades que nos dejan sin aliento

De la Constitución de 1812 a la de 1978

Hay que releer las constituciones derogadas antes de reformar la vigente

Turull y Rull

La viñeta de Carla

¡Aprovecha el instante! ¡Aprovecha el día!

Cada ser humano y cada alma es un microcosmos en el macrocosmos universal
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris