Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Los niños/as de los jueces/zas

María Sánchez (Melilla)
Redacción
miércoles, 11 de octubre de 2006, 03:03 h (CET)
Los gritos se oyen desde cualquier rincón de la enorme casa. Las amenazas contra esa persona continúan día a día, no cesan… "Te sacaré los ojos, perderás a los niños, nunca los veras, perderás todo, no te querrán nunca por que no vales nada…"

Al otro día parece que va a ser más todo más calmado, tras la tortura de la noche anterior, pero no, esta vez a cambiado de estrategia, ahora no grita, ahora amenaza con suicidarse si sigue con la idea de separarse para ser por fin feliz, tras años, y años de intentarlo.

Piensa: He intentado mediación familiar, que un terapeuta ayude a que supere y asimile que lo nuestro ya no marcha desde hace tiempo, y nada, sigue con las amenazas e insultos, hoy incluso me ha quitado todas las fotografías que estaban colgadas por la casa en la que yo estaba con mis hijos.

Está con un agotamiento increíble, trabaja, hace las labores del hogar, lleva a los niños al colegio, a los extraescolares, y al más pequeño que tiene una enfermedad crónica le lleva, sin compañía, al hospital cada mes para realizarle las pruebas pertinentes. Su madre está enferma también, tiene un cáncer terminal, la cuida a diario, es normal es su madre, la quiere.

Por fin y ya que no hay acuerdo de separación, llega el día del juicio, pide unas horas libres en el trabajo para asistir, su pareja no tiene ese problema pues no trabaja desde que se casaron, pese a que le dijera que estudiara o hiciera algo para enriquecerse como persona o formar parte de la sociedad activamente, eso si, al gimnasio acude a diario, al menos hace algo.

La sentencia hace que se derrumbe, el juez dictamina:Pierde casa, pese a que lleva trabajando toda su vida sin ayuda para pagarla, pierde hijos, tan sólo los verá cuatro días al mes, pese a que es quien se ocupa a diario de ellos, pierde coche, tendrá que venderlo para afrontar las pensiones…..pierde todo, por que aunque haya cuidado de toda su familia, haya sido quien acuda a las reuniones en el colegio de sus hijos, sin compañía, aunque su pareja no haga nada, bueno lo dicho el gimnasio si, aunque haga los deberes con ellos, aunque sea quien se ocupe de todo en esa familia que se rompe, aunque haya recibido amenazas e insultos e intentos de suicidio por parte de su pareja por quererse separar, lo pierde todo, todo por una única razón, es “HOMBRE”. Y yo soy una mujer avergonzada de que por el simple hecho de ser mujer, se despojen a algunos hombres por el simple hecho también, de ser hombres¿ eso es la discriminación positiva? Ninguna discriminación puede ser positiva si un juez o una juez mira las tetas en vez de los hechos que demuestran que el padre es quien a dado educación, bienestar,amor,todo, y en soledad a sus hijos mientras una mujer se escuda en el juegecito de ser mujer que no madre que es distinto, aunque se geste durante nueve meses y saques a un hijo del útero, no engañemos diciendo que las custodias se dan pensando en el bien de los hijos/as, por que eso es mentira e hipocresía y de la barata.

Noticias relacionadas

Cataluña sigue en la cuerda floja. El separatismo sigue vivo

Seguimos pensando que la situación catalana está muy lejos de solucionarse

En un mundo de fugitivos

Es asombroso observar que esta humanidad globalizada todavía no sepa vivir armónicamente

La campaña contra la violencia de género

No parece que esté teniendo mucho éxito: siguen muriendo mujeres

Noticias que impactan...

O ya no

Marta Rovira, feminista, lenguaraz, embustera y manipuladora

"Hay un límite donde la tolerancia deja de ser virtud” B. Burke
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris