Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Salud

Etiquetas:   Cáncer   Mujeres   -   Sección:   Salud

Linfedema, el gran olvidado del cáncer de mama

Necesidad de prevenir las complicaciones en las mujeres mastectomizadas
Francisco Acedo
@Acedotor
jueves, 6 de marzo de 2014, 08:25 h (CET)
Al hablar del cáncer de mama desde el ámbito de la cirugía plástica, se destaca siempre la necesidad de la reconstrucción mamaria inmediata tras la mastectomía por las ventajas quirúrgicas que reporta y por sus indudables beneficios físicos y psicológicos para las pacientes. Por ello, suele quedar en segundo plano o incluso pasar inadvertida la importancia de prevenir o tratar una de las complicaciones más frecuentes en las mujeres mastectomizadas, el linfedema.

Concretamente, el 30% de las casi 11.000 españolas sometidas cada año a una mastectomía padecen a continuación un linfedema. Este se produce por la acumulación de linfa en el tejido graso subcutáneo. Dicha acumulación está causada, a su vez, por la alteración que sufre el sistema linfático durante la extirpación de las mamas, ya que, junto a estas, se extirpan también ganglios linfáticos situados en las axilas, lo que puede ocasionar la obstrucción del drenaje de la linfa y la formación de edemas.

Las consecuencias del linfedema son la hinchazón crónica de una o varias partes del cuerpo -sobre todo de los brazos, pero también de piernas y genitales-, lo cual, aparte de su efecto antiestético, resulta invalidante por la merma notable de las facultades físicas de las pacientes. Además, esas partes afectadas se van fibrosando y, al disminuir las defensas del organismo, por ser el sistema linfático un sistema inmunitario defensivo, se incrementa el riesgo de padecer infecciones.

Las dos técnicas más empleadas por los cirujanos plásticos especializados en microcirugía del linfedema son la transferencia ganglionar microquirúrgica y la derivación microquirúrgica linfático-venosa. La primera consiste en la extracción de ganglios linfáticos sanos de una parte del cuerpo donde resulten prescindibles, como la zona superficial de la ingle, y su implantación en las axilas.

La derivación microquirúrgica linfático-venosa une los vasos linfáticos superficiales, situados justo debajo de la piel, con las venas subdérmicas de las extremidades afectadas, derivando así hacia ellas la linfa acumulada. Existe, asimismo, la linfolipoaspiración selectiva, que permite normalizar el volumen de las extremidades en aquellos casos en los que no se practique una reconstrucción del sistema linfático.

En España, el centro de referencia en el tratamiento del linfedema es el Servicio de Cirugía Plástica de los Hospitales de Sant Pau y El Mar en Barcelona, el primero de los cuales acoge hoy la III Conferencia Europea sobre Tratamiento Quirúrgico del Linfedema, a la que acuden los mayores especialistas del mundo en esta especialidad en el marco del Barcelona Breast Meeting 2014, auspiciado por, entre otras, la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE).

Junto a las técnicas mencionadas, los expertos reunidos en la Conferencia abogan por la generalización de la denominada técnica TBAR (Total Breast Anatomy Restoration), consistente en la restitución total de las alteraciones anatómicas ocasionadas con la cirugía oncológica del cáncer de mama. En otras palabras, en la reconstrucción de las mamas extirpadas y la prevención del linfedema en el mismo proceso quirúrgico.

“Esta técnica combinada -explica el Dr. Jaume Masià, director del Servicio de Cirugía Plástica de los Hospitales de Sant Pau y El Mar y presidente de la Fundación Docente de la SECPRE- debe generalizarse, sobre todo, en el tratamiento de las mujeres que vayan a someterse a una mastectomía y a las que un estudio previo del sistema linfático haya determinado una mayor predisposición a sufrir un linfedema”.

Unificar las indicaciones de las diferentes técnicas a fin de definir el tratamiento ideal para cada paciente que sufra un linfedema y crear una guía clínica internacional sobre el mismo es uno de los objetivos de la III Conferencia Europea sobre Tratamiento Quirúrgico del Linfedema, en la que se va a promover también la investigación multicéntrica en relación con este trastorno.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

“Padecer lupus es como vivir en una montaña rusa”

Presenta síntomas variados que complican su diagnóstico y hacen que el paciente que sufre esta patología tarde varios meses en ser diagnosticado.

25 minutos de actividad física diarios, el tiempo recomendado para evitar el deterioro cognitivo

Los hábitos saludables juegan un papel "protector"

Por qué deberías comer como un niño de 3 años

Hay que olvidar el gimnasio y las calorías

El implante coclear unilateral, la nueva tecnología contra la sordera

El 8% de la población española padece hipoacusia

Los probióticos, una nueva ayuda en el tratamiento de enfermedades neurológicas

Evidencias científicas establecen que los probióticos pueden ayudar en la evolución de ciertas enfermedades neurológicas y mentales
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris