Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Copo   -   Sección:   Opinión

El nuevo PP de Andalucía

La población costera malagueña que abarca desde Nerja a Estepona vota en mayoría al ejército de Mariano Rajoy
José García Pérez
martes, 4 de marzo de 2014, 07:30 h (CET)
Queda claro que los populares de Málaga han cogido la torre de mandos del PP de Andalucía, y ya era hora según anteriores resultados electorales aunque en la derecha de Sevilla no se quiera reconocer, especialmente por su alcalde Zoido, hombre llegado a la alcaldía por los disparates del PSOE más que por su olfato político.

La asunción de Juanma Moreno a la presidencia del PP-A, ya anunciada por este humilde columnista, se debe a que Málaga, la “roja”, se ha convertido en “azul” desde que en el año 1995 Celia Villalobos se hiciese con la vara de mandos con una minoría de quince concejales frente a los treinta y uno de que consta el Ayuntamiento malagueño; no es momento de analizar las causas por las que PSOE e IU no se pusieron de acuerdo para alzarse con la Alcaldía, pero bien que han pagado su falta de sintonía en aquellos tiempos.

Ya en 1999 “la dama roja del PP” se hizo con la mayoría absoluta, mayoría que los de la gaviota no han dejado de obtener en posteriores comicios, y estamos en 2013. Otra persona, en este caso su actual alcalde Francisco de la Torre, ha seguido la trayectoria de Celia consiguiendo mayorías absolutas hasta en la tormenta de la guerra de Irak.

La población costera malagueña que abarca desde Nerja a Estepona vota en mayoría al ejército de Mariano Rajoy, mientras que en las grandes poblaciones del interior, a saber, Ronda, Antequera y Vélez sus habitantes votaban mayoritariamente PSOE por lo que la Diputación quedaba en manos de estos últimos, a veces pactando con IU.

En las últimas elecciones municipales, sobre esas poblaciones del interior planearon las gaviotas azules y se hicieron con sus alcaldías y, de paso, con la Diputación malacitana que preside Elías Bendodo, nombrado por Juanma Moreno portavoz del PP en la nueva ejecutiva.

Mientras esto ocurría el incombustible Javier Arenas Bocanegra era una vez y otra vapuleado en Sevilla por Alfonso Guerra en las elecciones generales, en las cuales hubo años en que sobrepasó al de Olvera en más de treinta puntos porcentuales, ello sin mencionar las derrotas de Arenas en su afán por ser Presidente de la Junta de Andalucía.

Creo que el PP ha hecho con Moreno Bonilla la mejor de sus apuestas electorales, no ya por él sino por el equipo que puede fichar para que otras provincias aprendan el juego que Celia, De la Torre y Bendodo han realizado para convertir a Málaga en el bastión, por ahora, del PP de Andalucía.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

El buen pastor

Una persona si no es guiada por el Buen Pastor está expuesta a ser absorbida por un extremismo ideológico

Puigdemont no cede

La carta de Puigdemont a Rajoy es más de lo mismo

Puigdemont ignora el ultimátum del Gobierno

¿A qué viene este plazo extra, hasta el jueves? y ¿a qué se refiere Soraya Sáez con sus últimas declaraciones sobre la aplicación de la norma máxima?

702218-3

El apoyo de relevantes intelectuales a la causa independentista ha sido una de las cuestiones que han salido a la palestra

San Isidro, la gallina y Puigdemont

“San Isidro Labrador, pájaro que nunca anida, no le pegues más al niño, que ya ha aparecido el peine”
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris