Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Progreso español

Miguel Rivilla (Madrid)
Redacción
lunes, 9 de octubre de 2006, 03:10 h (CET)
Si por tal entendemos el adelanto, avance o perfeccionamiento, tanto en lo material como en lo espiritual, de las personas en su totalidad, que formamos este país, llamado España, habrá que concluir que la meta está muy lejana y en muchos aspectos andamos como cangrejos.

Sin presumir de adivinos cabría señalar, tal como van las cosas, que el futuro que nos aguarda, no es halagüeño en modo alguno. La Historia enseña que la decadencia y caída de civilizaciones y sociedades pretéritas, siempre han tenido como causa primera la corrupción y pérdida de valores espirituales que las sustentaban.

Es cuestión de sentido común y de lógica. En la medida que el hombre, la familia y la sociedad, prescinden de Dios y su Ley, se cae en el relativismo moral, donde tanto la verdad como la libertad se cuestionan y debilitan, dando lugar al totalitarismo o a la anarquía del todo vale. Los resultados saltan a la vista: España troceada y enfrentada. Los políticos, pendientes solo de sumar votos como sea y medrar en sus intereses personales o partidistas, olvidando el bien común, mientras la sociedad y los individuos caminan imparables al nihilismo y a su autodestrucción.

No hay otra salida para salvarnos que el centrarse todo y todos en Dios, fundamento único de paz y felicidad verdaderas. Todo lo demás es tomar tisanas para curar el cáncer.

Noticias relacionadas

Un tejido de hábitos transformadores

No menos trascendentales han de ser nuestras propias transformaciones interiores

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XV)

Hay que liberar a los miembros del Opus Dei de la funesta manía de pensar

Un salabre oxidado

Un relato estival de Francisco Castro Guerra

Te invito a un Cat Café en A Coruña

Ya podía nuestra sociedad darse más cuenta de que son seres vivos

Respetar la verdad y la autoridad en la materia

Artículo de Carmen de Soto Díez, Consultora de comunicación
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris