Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El arte de la guerra   -   Sección:   Opinión

No sé que será peor...

Santi Benítez
Santi Benítez
lunes, 9 de octubre de 2006, 03:10 h (CET)
A raíz de lo que está pasando con el libelo El Mundo – y si alguien tiene alguna duda al respecto que se consiga en alguna videoteca el último programa de 59” para que vea como la sempiterna sonrisa de Pedro J. Ramírez lo único que le falto fue salir huyendo del plató – me he puesto a rebuscar, a ver si encontraba algo parecido, primero en nuestra historia de los últimos cien años... Y me lo encontré justo en los años anteriores a la Guerra Civil, era lógico. Después me lancé a esos mundos de dios y, contrariamente a lo que dije en mi anterior artículo, no es tan normal, ni siquiera en las democracias anglosajonas, cosa que me sorprendió gratamente. Hasta que seguí con el tema y me encontré con algo peor que lo del libelo El Mundo, si cabe.

Si en este país de Dalí tenemos que a quien no tiene nada que esconder le acusan de falsificar documentos, cambiar mochilas (¿...?), o pagan a gente para que diga lo que el entrevistador quiere en vez de la verdad, resulta que por ahí afuera, quien sí tiene que le digan se dedica a silenciar toda aquella noticia que le haga pupita. Por ejemplo, ¿Sabían ustedes que Halliburton Corporation se dedicó a vender componentes para reactores nucleares a Irán? Y ustedes dirán, pues que vendan lo que quieran. Pues sí, lo que ya no tiene mucha lógica es que esta empresa vendiera esos componentes, siendo director Dick Cheney, y ahora resulta que el susodicho, vicepresidente de los Estados Unidos, esté secundando la apretura de tuercas a Irán por usar esos componentes que Estados Unidos le vendió. Es decir, más o menos lo que ha pasado con Iraq a quien se acusaba de tener armas de destrucción masiva como las que usaron contra los kurdos, pero nadie decía de donde demonios las habían sacado.

Aunque no lo parezca tiene toda la lógica del mundo que casi nadie se enterara. Halliburton Corporation se ha convertido, durante el doble mandato de Bush junior, en el símbolo más claro de lo que es la guerra de rapiña que vienen practicando los Estados Unidos desde los tiempos de la guerra de Cuba con nuestro país, aparte de ser el máximo exponente del neoliberalismo más recalcitrante, claro.

A tal punto ha llegado el tema que existe una organización dedicada exclusivamente en dar a conocer aquellas noticias que las grandes corporaciones, a través de la presión que ejercen con sus contratos de publicidad sobre periódicos, emisoras de radio y televisiones, consiguen ocultar a la opinión pública. Se llama Proyecto Censurado, y llevan 30 años sacando a la luz esas grandes “omisiones” que la prensa “independiente” pasa por alto. Uno de los grandes temas que se recogerán en el informe 2007 es el intento de corporativización de la red, destruyendo uno de los sistemas verdaderamente independientes que más usamos para informarnos, por lo menos aquellos que queremos hacerlo. Es decir, otro de los sueños del neoliberalismo, que no encontraba forma de cerrar tantas bocas que protestan a través de la red – yo no he leído u oído nada al respecto en ningún medio informativo, y no parece que sea una cuestión baladí, tampoco en El Mundo –.

Después de haberme informado sobre como está el tema por esos mundos de dios, pues no sé yo si al final va a ser mejor que el libelo esté dale que te pego con su cruzada particular, que al final, mientras más tiempo pase, a más chota nos lo tomaremos, que encontrarnos con que en este país las empresas dicten cual es la información que ha de llegarnos y cual no.

Estoy confuso...

Suena de fondo “Me llaman mala persona”, de Academia Palanca

Buenas noches, y buena suerte...

Noticias relacionadas

El nefasto cuento de la lechera del separatismo catalán

“Es lastimoso que seamos seducidos por nuestras propias bufonadas e invenciones” M.E de Montaigne

Sin retorno

a locura melancólica no tiene sentido; pero el reto del progreso no admite enajenaciones

Sardana catalana en el Club

Convocados Meritxel Batet, Francesc Carreras, Juan Carlos Girauta, Juan José López, Josep Piqué y Santiago Vila

Chiquito

Un ángel más nos ha abandonado este fin de semana

Las familias requieren de un bienestar social

Hace falta más coraje para combatir intereses mezquinos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris