Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Desde la S   -   Sección:  

El pesado de Raúl

Alfonso Sotelo
Alfonso Sotelo
sábado, 7 de octubre de 2006, 22:20 h (CET)
Siendo quien era y el equipo en el que juega, siempre he querido mantener unas ciertas distancias con él. Al principio, cuando debutó fallando mil tropecientos doce goles en La Romareda me cayó bien. Era sencillo, simple, un chavalín menor que yo incluso y que había sido capaz de llegar al primer equipo del Real Madrid por méritos propios y apadrinado por Jorge Valdano. Además conquistó el corazón de todos los aficionados madridistas por cómo era y por su juego, claro. No sé, al principio era diferente. Luego le entró la subiditis aguda que tanto afecta a los futbolistas.

Puedo presumir de ser amigo de verdad de varios futbolistas jóvenes. Siempre les digo lo mismo: “No sabéis cuánto me alegro de que no se os suba a la cabeza”. Pienso que es lo más importante: la sencillez, la humildad y la amistad. Ellos se ríen. Me dicen que son chavales de mi edad. Pero yo les respondo que con trabajo fijo, con más dinero y más chicas alrededor. No me falta razón. Pero se puede hablar con ellos. Con los galácticos me imagino que no.

Y eso le pasó a Raúl. Se volvió galáctico y comenzó a caerle mal a todo el personal. Primero a sus compañeros, luego a varios compañeros míos de la prensa y luego a muchos, numerosos, aficionados. Por último, a algunos entrenadores, que intentaron hacerle la vida imposible en las bandas, en la mediapunta, en el mediocentro y hasta en la taquilla del Metro.
Ahora se ha quedado sin estar en la Selección. Gracias a Dios. No por el equipo de Luis ni por el propio (mono)sabio de Hortaleza, sino por el propio Raúl. Si somos justos, se merecía un banquillazo, pero no salir de una lista de 19 más el lesionado Reyes. En los veinte mejores jugadores actualmente de España está Raúl, claro que sí, como deben estar Morientes y Joaquín, pero bueno, son cosas del Mono. Ahora la gente se asombra porque Joaquín cuestiona el futuro de Luis en la absoluta y comenta que el combinado nacional es un “despelote”. ¿Alguien no lo sabía? Todo el mundo sabe lo que Luis hizo con Oviedo, Sevilla, Betis y Atlético. Todo equipo que rozó, acabó en Segunda. Es su método. Y en la selección no iba a cambiar.

Raúl se va a ver beneficiado del descalabro nacional en Suecia y de la dimisión de Luis (por todos es sabido que Villar no lo echa porque su cabeza estaría en juego también) si pierde ante los suecos. Va a ver los toros desde la barrera, con un descansito de varios días merecido porque no es el Raúl del 99 ni del 2000, pero con una fortuna que muy pocos van a tener. Yo, como siempre, deseando que se vean goles, pero tanto me da si gana España como si gana Suecia como si se suspende el choque por un alud de nieve sobre Gotemburgo (por cierto, ¿no era Goteborg? Y la moda ahora esta ridícula…). Y cerrando mi rinconcito como tantas veces he hecho y preguntado: ¿Y Andalucía cuándo juega?

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris