Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

El Islam y los juicios del Vaticano

José Vicente Cobo
Vida Universal
sábado, 7 de octubre de 2006, 03:25 h (CET)
¿Qué huellas han dejado las declaraciones del Papa en los corazones de los creyentes musulmanes? Desgraciadamente el Papa Benedicto ha vuelto a abrir una dolorosa herida que nunca llegó a curarse, y que a lo largo de la historia de la humanidad ha costado la vida de innumerables personas, que siendo fieles a sus creencias se confrontaban en guerras Santas contra el enemigo de la otra creencia.

A pesar de que sólo existe un Dios Universal, creador de todo el infinito, y que es el Dios único de innumerables religiones en todo el mundo, el Vaticano, no sólo se arroga el derecho de representarlo en la Tierra, sino que vuelve a calumniar Su nombre, siendo de nuevo la chispa que vuelve a encender la hoguera del odio y de la violencia, pisoteando así la propia enseñanza del Nazareno que proclama la igualdad y la fraternidad, y el amor al “enemigo”.

Por ello como cristianos originarios que se sienten comprometidos con la enseñanza original de Jesús de Nazaret, quien rechazó toda violencia, consideramos un escándalo el hecho de que el dirigente máximo de la Iglesia de Roma –en nombre de Jesús de Nazaret– se arrogue el derecho de emitir un juicio sobre otras religiones. Por este motivo, una vez más tenemos que decir que como cristianos originarios nos distanciamos del Vaticano, pues sus declaraciones nada tienen que ver con las enseñanzas de Cristo.

No sólo se trata de que el papa Ratzinger haya citado a un emperador bizantino, sin distanciarse al mismo tiempo de su eminentemente negativo juicio sobre el Islam, por lo menos él ha lamentado entretanto esta omisión, sino que desde nuestro punto de vista es igualmente inaceptable que el papa quiera causar la impresión de que su religión, por decirlo así, haya acaparado para sí la “no violencia”. Esto no corresponde ni a la Iglesia del Imperio de Oriente, cuyos cómplices y ejecutores públicos eran los emperadores bizantinos, quienes en muchos casos eran conquistadores y sojuzgaban sangrientamente a minorías cristiano-originarias, como, por ejemplo, a los bogumilos en los Balcanes. Pero sobre todo esto tampoco corresponde a la Iglesia de Roma misma, cuyo pasado extremadamente sangriento el señor Ratzinger no mencionó con ninguna palabra. Cruzadas, Inquisición, quemas de brujas, la conquista de América… guerra y terror en nombre de Dios es algo que los representantes de la Iglesia romana ya trajeron hace siglos al mundo. Y en el mismo siglo XX ellos estuvieron también comprometidos ya fuera en el genocidio a los serbios ortodoxos en la Croacia católica (1941-1943), como en el genocidio de Ruanda (1994) o durante las sangrientas batidas en Argentina (1976-1983). Además, hasta estos días la Iglesia no ha anulado en su catecismo su concepto de la «guerra justa», defendido por ella.

Igualmente retórico, más bien, hipócrita, es el hecho de que el líder máximo del Vaticano reclame para su Iglesia el que ésta predique una religión de la razón y del juicio. En la antigüedad, la Iglesia de Roma luchó contra la filosofía de la Grecia antigua acusándola de «pagana», habiendo también asesinado a muchos de sus representantes. Los dogmas de la Iglesia católica están llenos de elementos irracionales.

En la enseñanza original del Nazareno, sobre todo en el Sermón de la Montaña, entre otras cosas se puede leer: «Saca primero la viga de tu propio ojo. Después de eso puedes ayudar a sacar la paja del ojo de tu hermano.» Esto significa en este caso que aquel que quiere criticar a otras religiones, primero debería analizar sus propios errores.

Sobre todo queremos dejar en claro que el papa Joseph Ratzinger habla en nombre de la Iglesia de Roma, pero no así en nombre del cristianismo o de Cristo. Puesto que su Iglesia hace ya 1800 años que traicionó y vendió la enseñanza del Nazareno.

Noticias relacionadas

Los oráculos se cumplen. El independentismo enfrentado al Estado

“El nacionalismos es la extraña creencias de que un país es mejor que otro por virtud del hecho de que naciste ahí” G.B.Shaw.

La realidad de los profesores

Parece que los docentes tenemos mala fama, pero no está justificada

Nada dura para siempre

Evitemos el dolor. Podemos hacerlo

Sting y la táctica de Rajoy en Cataluña

La táctica de Rajoy en Cataluña es rock. Puro rock

Diesel

El exceso de emisiones de los motores diésel está causando 5.000 muertes anuales en Europa
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris