Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
16º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Cartas al director  

El humo de Satanás

Jaime Fomperosa Aparicio, Santander
Lectores
@DiarioSigloXXI
viernes, 7 de febrero de 2020, 10:57 h (CET)

El Papa Francisco dice que escuchemos a los ancianos. Pues bien, yo soy anciano, y lo que digo es por que lo he experimentado. En la festividad de San Pedro del año 1972, el Papa Pablo VI decía la siguiente frase: “Se diría que a través de alguna grieta ha entrado el humo de Satanás en el templo de Dios.” Ese mismo día, en España el cardenal Tarancón dijo la siguiente frase: “Por fin ha llegado la primavera a la Iglesia”. Pero ¿Cómo se explica esta contradicción? Ya se ve claramente que hay dos maneras de interpretar la misión de la Iglesia Católica. El Cardenal Tarancón y muchos miembros de la Jerarquía y clero católico promovían una nueva iglesia, que la que había no servía, que lo espiritual no daba de comer al hombre. A partir de esas fechas se inició un declive de lo sagrado en la Iglesia Católica que ha ido aumentando, lo sagrado ya no cuenta; la Divina Eucaristía que es la Vida de la Iglesia, anda de mano en mano como si fuese una galleta. No hay vocaciones sacerdotales, muchos conventos y parroquias se están cerrando por falta de sacerdotes. La Iglesia en muchos lugares, es simplemente una ONG. De la Iglesia Católica en la cual yo participé activamente, no queda nada, todo se a desmoronado. Es evidente que el humo de Satanás no se ha disipado, todo lo contrario, por que le facilitaron su tarea diabólica y vemos como no solo la Iglesia, también la sociedad, está totalmente esquiciada. Yo he vivido en una época que no es que fuera perfecta, pero incomparablemente mejor que la actual. Han sustituido a Dios por la democracia liberal y solo ha ocurrido lo que tenía que ocurrir.. Estamos inmersos en una batalla de titanes, solo con la eficacia de la Gracias de Dios, en la cual ya no creen ni tan siquiera muchos miembros del clero, se puede resistir esta insoportable presión diabólica, pero con la certeza, la seguridad, que junto a Cristo venceremos en la batalla.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Una historia de Ennio: sobre mitos, leyendas y comienzos

La película se estrenó en pleno verano en un cine florentino, destinada a morirse allí de asco

​¿Y después del confinamiento, qué?

Al finalizar el artículo me acuerdo de la fábula de Esopo, con sus alforjas de derechos y deberes

​Historicismo

​Popper está convencido de que los ensayos y la observación crítica son fundamentales no solo en las ciencias empíricas sino también en las sociales

Tertulias recatadas

​Hablando de cómo captamos los acontecimientos, para después ver si conseguimos asimilarlos, destacan para mal un buen número de personas con bagaje cultural, formación, libros, medios técnicos

​La Nueva Normalidad (II)

Decía ese gran maestro de la radio que es Luis del Olmo que una de las satisfacciones más poderosas que se puede tener en un medio de comunicación era “decir su verdad”
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris