Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El arte de la guerra   -   Sección:   Opinión

El Mundo... de Yupi

Santi Benítez
Santi Benítez
miércoles, 4 de octubre de 2006, 22:02 h (CET)
En esta vida hay muy pocos temas que no puedan ser tratadas con ciertas dosis de humor, mi abuelo decía, con razón, que es eso o terminar en un psiquiátrico. Yo tiendo a ser más serio – él era un verdadero coñón -, porque hay cosas que me repatean el hígado. Por ejemplo, difícilmente podría encontrarle la gracia al asesinato de 191 personas y menos tratarlo con frivolidad. Es decir, en general los atentados de ETA siempre me han puesto de muy mala leche, porque jamás entenderé que alguien use el asesinato, el secuestro y la extorsión como argumento político en una democracia. Y en el mismo saco meto a la extrema derecha que, al fin y al cabo, no deja de ser prima hermana de ETA. Pero bajo mi punto de vista, aunque el terrorismo armado me saque de mis casillas, yo diría, puesto a comparar, que el terrorismo informativo, la desinformación como arma política, me parece más deleznable, si cabe, que el tiro en la nuca. Porque la intoxicación de la realidad es algo que se hace con el fin de atentar contra la misma democracia, y el derecho a la información veraz de sus ciudadanos.

Bien es cierto que las democracias tienen armas para defenderse ante este tipo de ataques, tanto legales como contrainformativos, amparados en el Estado de Derecho y en esa diferencia que existe entre el libelo y el periodismo. Este tipo de ataques es algo más normal en otras democracias más antiguas, sobre todo las anglosajonas, claro que allí los ciudadanos están más acostumbrados y los libelos, cuando montan algo así, lo hacen de forma que, como mucho, les cuesta una multa o una disculpa a pie de página. Puede que como por estos lares no estamos acostumbrados nos estemos encontrando a tanto desinformado intoxicado ante un ataque tan chapucero – esperemos que no aprendan a hacerlo mejor – como el de El Mundo con todo esto de la “conspiración” del 11-M.

Si hacemos memoria veremos que El Mundo comenzó con la puesta en duda de las pruebas, primero la furgoneta, luego una mochila – en medio se intentó implicar a los autores del atentado con gente cercana al PSOE, hasta ahí llego la chapuza –, después se le pagó a un confidente policial para que hablara sobre lo que los reporteros querían que dijera, se citaron fuentes como el portero de un inmueble e incluso los policías que registraron la famosa furgoneta. Todos ellos han dicho ante el juez Luis de Olmo que sus declaraciones fueron manipuladas por El Mundo y que incluso llamaron al periódico para quejarse de dicha manipulación sin conseguir ninguna rectificación. Según el periódico, un testigo protegido había declarado que un implicado en el atentado mantenía relaciones con ETA. Ese mismo testigo ha declarado que en ningún momento había declarado nada parecido, textual: "Yo no tenía conocimiento de que en España se estuviera relacionando el tema del 11-M con ETA". Pero es que no conformes con todo este desastre de manipulación informativa, que ya es pública y notoria, no se les ha ocurrido otra cosa que poner en duda la instrucción del caso y la posterior resolución judicial, acusando de falsificación de documentos a funcionarios del cuerpo nacional de policía, o puede que a políticos, o puede que a algún juez, eso no queda claro. Cosa que no sólo es que no sea cierta, es que además está siendo investigada por el juez Baltasar Garzón, la actuación de El Mundo y su implicación en todo esto, no la falsificación, claro – quien demonios se iba a creer esa burrada -.

Yo lo que me pregunto es si esto le va a costar al libelo este sólo una multa y una disculpa a pie de página. Puede que sí en la mente de Pedro J. Ramírez, que vive en El Mundo... de Yupi.

Suena de fondo “La vaca loca”, de Manu Chao.

Buenas noches, y buena suerte...

Noticias relacionadas

La conciencia, un instrumento muy útil para la vida

Cuando el ser humano fallece, la energía que ha estado emitiendo no se destruye

Maduro, Sánchez y el desmadre separatista

“Sé consciente de la diferencia entre análisis amigable y crítica destructiva. Observa si el propósito de tus palabras es ayudar, desahogarte o hacer daño” Napoleón Hill

Arte sacro

El arte sacro sirve para neutralizar la gravedad de la idolatría

La amenaza de una proposición de ley

La ideología de género es un ataque a nuestras mismas raíces

Campaña independentista en Cataluña

Ya ha comenzado el pasado jueves la campaña por el sí a la independencia
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris