Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Akelarre   -   Sección:   Opinión

Garzón no traga

Rafa García
Rafa García
@rafagarciak
martes, 3 de octubre de 2006, 23:46 h (CET)
Cuando todavía estaba en el instituto cometí uno de los errores más importantes de mi vida: tomé la firme decisión de estudiar periodismo (no existe profesión más politizada y peor pagada). No conocía desde dentro el oficio, pero confiaba en poder vivir de él, y emular algún día a los que yo consideraba “los más grandes“. Me pasaba el día escuchando Antena 3 de Radio, y leyendo los periódicos de Pedro José Ramírez: Diario 16 primero, y El Mundo después.

Por aquel entonces tenía los problemas propios de la edad, pero conseguía abstraerme de ellos gracias a profesionales como José María García, Antonio Herrero, Luis Herrero, Federico Jiménez Losantos, Víctor Márquez Reviriego, José Luis Balbín o Pedro José Ramírez. Eran maestros de la comunicación, adalides de la libertad de expresión, profesionales capaces de emocionarme a diario con el trabajo que realizaban. Para mí eran personas íntegras, que luchaban contra la corrupción, que no se dejaban amedrentar por el poder político, y que por encima de todo, eran periodistas. Creía en ellos a pie juntillas, en su honestidad, e independencia.

Diario 16 y El Mundo eran para mí algo así como la Biblia, necesitaba comprarlos para poder estar al corriente de los excesos del “felipismo”. El prestigio de los equipos de investigación de los diarios de Pedro José Ramírez era manifiesto; se lo habían ganado a pulso. No sé si todo aquello que se publicó fue investigación pura y dura, o si por el contrario, las filtraciones tuvieron más importancia de la que podemos sospechar. Sea como fuere, lo cierto es que la corrupción afloró a la superficie, y que todos los demócratas lo debemos celebrar, y agradecer.

Al recordar ese pasado no tan lejano, la indignación crece. No ya porque pueda estar convencido de que El Mundo miente con sus informaciones sobre los atentados de el 11 - M y la presunta vinculación con los mismos de ETA, sino porque veo como un diario otrora prestigioso, hace el ridículo, día sí, día también. Episodios como el de la cinta de la Orquesta Mondrágón (por cierto, Javier Gurruchaga plantó cara en su momento a ETA, arriesgando la vida), la beatífica entrevista a Suárez Trashorras, y la “cagada “ del ácido bórico, han dejado por los suelos la credibilidad de El Mundo. Si antes, la mayoría de la gente aceptaba como ciertas las revelaciones efectuadas por el mencionado periódico, hoy ocurre justamente lo contrario. A este paso, tal como le sucedió a aquél que falsamente anunció tantas veces la llegada del lobo, el día que los periodistas de El Mundo ofrezcan una exclusiva a los lectores, no será tomada en serio.

Llama también la atención que quienes antaño fueron indomables defensores de la moral pública, e irredentos enemigos de la corrupción, no atiendan hoy a la actualidad política de la Comunidad Valenciana (justamente ahora que la oposición socialista pone una moción de censura al presidente Camps por la presunta corrupción existente en esa región). Si al “despachito” de Juan Guerra se le dio tanta importancia en la década de los ochenta, sorprende que ahora no se carguen las tintas contra el alcalde de Alicante, Luis Díaz Alperi, imputado judicialmente, o contra Pedro Hernández Mateo, alcalde de Torrevieja, un municipio en el que según la Guardia Civil, se ha torturado presuntamente a varios detenidos, con total impunidad, y según leo en la prensa, con conocimiento del primer edil. También echo en falta más información sobre la gestión urbanística de este señor, o sobre Terra Mítica y Eduardo Zaplana. Eso por no hablar de que el diario vasco Deia levantaba la pasada semana algunos interrogantes sobre la política urbanística que se practica en la localidad castellonense de Burriana, en la que la mayoría absoluta del PP pende de un hilo, después de que la concejala popular, Mariola Aguilera, haya plantado cara al alcalde, Alfonso Ferrada.

Antes de acabar déjenme referirme nuevamente al ácido bórico. El juez Garzón ha descubierto que tres peritos falsificaron un documento para intentar demostrar la conexión entre ETA y los autores de los atentados del 11 - M. Después de esto, creo que en el PP harían bien en escuchar voces sensatas como las de Josep Piqué o Alberto Ruiz Gallardón, para poner punto y final al suicida desvarío impuesto por los estrategas de Génova 13.

Noticias relacionadas

Canta y no llores

Tenemos aun latente un tremendo suceso al que no se le está dando la importancia que tiene, perdido entre tanto dolor e incomprensión

Cuando los filósofos caen en el separatismo

Algunas personas venderían su alma al diablo por un minuto de fama

Heroínas antifascistas de ayer y hoy

Irracionalismo independentista

El ejecutivo ha hecho valer su legítimo poder para parar el incumplimiento del ordenamiento jurídico

El otoño de la vergüenza. España amenazada

La excesiva tolerancia y el desconocimiento de la verdadera amenaza que representa para España el separatismo catalán, atenazan al Gobierno
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris