Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   La tronera   -   Sección:   Opinión

Nuevo impulso para ETA-Batasuna

Jesús Salamanca
Jesús  Salamanca
martes, 3 de octubre de 2006, 00:38 h (CET)
Nos han tomado el pelo en Europa con los “papeles para todos” y el “efecto llamada”. Después de reprender al Gobierno, le hacen llegar promesas a medio plazo. Pero como es frecuente tropezar dos y más veces en la misma piedra, ahora la Eurocámara debatirá sobre el diálogo del Gobierno español con ETA. ¡Qué le importa ETA al Parlamento Europeo! Si ETA-Batasuna se siente satisfecha de ello, mal asunto. En el largo historial de asesinatos de la banda está demostrado que lo que es bueno para la siniestra abertzale, nunca ha sido bueno para España.

Hace años que Batasuna buscaba la extensión del “falso conflicto” entre el País Vasco y España. Algo así como el deseo de internacionalizar los desequilibrios que la propia banda creó y que han llevado a la comunidad autónoma vasca a un considerable retraso en numerosos aspectos y, lo que es más grave, siguen negándose a la llegada de la alta velocidad y a la construcción de infraestructuras básicas. Reniegan del progreso e incurren en la más absurda contradicción. Los nacionalismos siempre han maltratado a los territorios. El nacionalismo, en clave del entorno etarra y del PNV, es algo así como el concepto “rimbombante” del aldeanismo.

Lo triste es comprobar que el Parlamento Europeo está fuera de juego. ETA-Batasuna eligió el día, el socialismo europeo lo apoyó con el visto bueno de la derecha europea, el PSOE cumplió con su compromiso y todos ellos acogerán al entorno de la banda. El PP no ha sabido “vender” el producto. Ya son demasiados los temas en los que los parlamentarios europeos demuestran ser un fraude para sus propios países. Es el retiro de los más gastados y menos correosos; algo así como el Senado en España.

No parece que se hayan dado cuenta de la estrategia de los violentos: el debate sobre el “falso conflicto” beneficia a la banda y su entorno como justificación del terrorismo, la extorsión y el crimen injustificable. A pesar de la ilegalización de Batasuna, esta formación y ETA tendrán nuevas alas para poder volar. ¡Ya solo falta la bendición al entorno terrorista y la condena de la ley de partidos que llevó a Batasuna a la ilegalidad!

Y como Batasuna acudirá a presenciar el pleno, pese a su ilegalidad, el “circo” gozará de todos los alicientes para demostrar al mundo que el Parlamento Europeo perdió el rumbo hace tiempo. Batasuna demostrará que es la víctima. El Estado español quedará como el verdugo que deberá indemnizar a la víctima y, en ese juego, Navarra saldrá muy mal parada. Lo que han insinuado con las pistolas, se hará con el visto bueno del PSOE y sus monaguillos minoritarios en el papel de “salvapatrias” y “pacificadores” del Estado.

Empezaremos a desandar lo andado: Volveremos a meter en el petate el Estado de Derecho, la democracia y todos los sacrificios de los últimos treinta años. El resultado será evidente: Gana el violento, pierde el ciudadano, se ridiculiza al Estado de Derecho y aumenta el desprestigio del Parlamento Europeo. Paulatinamente el talante del Gobierno socialista se ha diluido, a la vez que se ha especializado en una armoniosa repetición de la estupidez. Hoy como ayer, Quevedo volvería a insistir en que “donde hay poca justicia es un peligro tener razón”.

Noticias relacionadas

Para reforzar relaciones comerciales

V. Abelenda, Girona

El Estado se lava las manos

G. Seisdedos, Valladolid

Educación trasvasada... Educación utilizada

A. Alonso, Madrid

Cataluña, cromos y culpa

V. Rodríguez, Zaragoza

Rajoy da alas a los separatistas

E. Díaz, Madrid
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris