Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

La sociedad robotizada

José Luis Palomera
Redacción
martes, 3 de octubre de 2006, 00:38 h (CET)
Un peligro mayor aún que todas las pestes, tiranías y demonios de antaño se cierne hoy sobre la Tierra, su craso nombre pasa a llamarse: Elitismos. Elitismos pagados por la sociedad para su deleite, poder manipulador y fortaleza de sus imperios...

Estos actos, son concebidos con el único fin de robotizar a las masas, en beneficio de obtener poder, este poder engendra otro poder, otro acto, función o evento , mientras la sociedad, alimentada por estos histriones, vendedores de etéreos despertares, agoniza mentalmente seducida por el control elitista de toda narcótica diversión terrena.

Los eventos cinéfilos donde los adorados personajes se lavan el culo del ego mientras los borregos seducidos, de cuerpo y mente ,babosean frases de salvación, a la vez extienden las manos para que su dios produzca el milagro de Lázaro, si se atreve a tocarlos. Los eventos de la moda donde las caras felinas de carnes enjutas, sin otra condición que lucir figura siliconaza y con más hambre que el perro un ciego, arquean sus patas al objeto de causar admiración y envidia a millones de mujeres, seres humanos que jamás serán como ellas, ya que sus funciones en el acto en sí, es dejarse seducir, para lucro y poder de los elitistas que controlan el circo fashion de carne flaca.

Lo mismo se puede decir de eventos musicales donde las masas lloran berrean e incluso pierden toda el alma por ver y oír al gritador “puesto hasta el culo”... Estos y otros muchos, cuentos de princesas embarazadas, de príncipes con puestos, de mendigantes conocidos desnudados en platós por encantadores de musarañas y otros tantos miles..., todos estos eventos elitistas son controlados por los que verdaderamente tienen el poder de toda sociedad..., los encantadores de pueblo. Estos súper acaudalados, tratan de producir eventos elitistas, vender ídolos heceros a la vez que idiotizan al pueblo, sobre todo a los más imberbes, generación futura de la Tierra.

Estos encantadores eventos producen otros ya que es el propio pueblo quien los costea, es decir, el pueblo paga a los actores que añoran a las modelos que suspiran al actor que se contonea al vocero conservero, paga y paga, mientras los actos elitistas más se popularizan y más seducen la personalidad del pueblo.

Pueblo que además de pagar crea el ídolo que ha de pagar, para luego llorar, hasta asesinarse las entrañas por no ser como él.

Patético, demencial, pero cierto... Se han preguntado ¿Cuántos serán mañana Tom Cruise o Bon Jovi o Claudia Schiffer?..., pues eso, uno entre millones, en esto se basa el negocio de los elitistas, ya que por cada ídolo consiguen millones de adoradores, a la vez que la fácil manipulación de estos.

¿Se ha puesto a pensar alguien que si la dependencia de actos elitistas como son todos aquellos donde tres payasos seducen a trescientos millones de borregos sigue avanzado, nos puede salir un elitista , o unos, con síndrome de Hitler...? ¿Acaso el mismo Adolf Hitler, no era un encantador del pueblo? ...No fue él quien sumió al mundo en una de sus mayores calamidades, no, fueron quienes le jaleaban y le adoraban, el pueblo seducido quien creo la figura del tirano.

Hoy las seducciones las trasmiten grupos o sociedades elitistas, que poco tienen que ver con el andar terreno del todo Pueblo. Sus vicios, glamour, extravagancia y delirios de incorruptos se los venden al pueblo y éste además de pagarles, acrecienta más sus poderes a la vez que más adictos se hacen a los encantos y puestas de escenas, eventos que superan toda obscenidad del ser humano, ya que mientras en un lugar de la Tierra paladeamos supremas mieles, otros apenas viven con un trozo de pan.

Bien digo, estamos copando el vaso de la vida, copándolo de estupideces, estamos paladeando unos pocos, el beso que la Tierra nos ofrece, mientras otros muchos no alcanzan ni sus esputos.

Actualmente apenas queda algo que darnos, también la Tierra necesita respirar entre beso y beso, y hoy, más que nunca en su historia, asfixiada muere entre borregos y elitistas, mendigos y aristócratas que se bañan en sangre de los parias creados por el elitismo, el cual viene a ser una secta diabólica de magos nacidos en la Sodoma historia, para seducir a todos aquellos que no miran para atrás.

Noticias relacionadas

Canta y no llores

Tenemos aun latente un tremendo suceso al que no se le está dando la importancia que tiene, perdido entre tanto dolor e incomprensión

Cuando los filósofos caen en el separatismo

Algunas personas venderían su alma al diablo por un minuto de fama

Heroínas antifascistas de ayer y hoy

Irracionalismo independentista

El ejecutivo ha hecho valer su legítimo poder para parar el incumplimiento del ordenamiento jurídico

El otoño de la vergüenza. España amenazada

La excesiva tolerancia y el desconocimiento de la verdadera amenaza que representa para España el separatismo catalán, atenazan al Gobierno
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris