Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Cartas a un ex guerrillero   -   Sección:   Opinión

Dos caminos de conocimiento

Sor Clara Tricio
Sor Clara Tricio
lunes, 2 de octubre de 2006, 01:51 h (CET)
Querido Efraín:

Hay dos caminos de conocimiento y de acción: el de la luz y el de las tinieblas. Entre los dos existe una enorme e insondable distancia. En el primero están presentes los ángeles de Dios, portadores de luz; en el segundo, los ángeles de Satán…

Tiene el camino de la luz claras características, inconfundibles. El que quiera andar hasta ese fin señalado, se ha de esmerar en llevar a cabo su tarea. Este es el conocimiento que se nos ha dado para seguir este camino: amarás a tu Creador, temerás al que te ha modelado, glorificarás al que te ha rescatado de la muerte, serás simple de corazón y rico de espíritu. No te juntarás con los que van por el camino de la muerte… No pensarás ser nada por encima de los demás, sino que permanecerás siempre humilde. No te glorificarás por nada, no tramarás malas intenciones contra tu prójimo… No harás acepción de personas en el momento de corregir sus faltas. Serás suave y pacífico, y guardarás en tu corazón las palabras que habrás escuchado. No guardarás rencor contra tu hermano.

No te preguntarás sobre qué es lo que el día de mañana te reserva. No invocarás en vano el nombre del Señor; amarás a tu prójimo más a que tu propia vida. No interrumpirás la vida que se gesta durante el embarazo, y no matarás al recién nacido. Acogerás los acontecimientos de tu vida como dones, favores graciosamente otorgados, y sabiendo que nada llega sin que provenga de la Voluntad de Dios…

Compartirás con tu prójimo todo lo que tienes, sin que nada consideres como propio. Porque si ponéis en común los bienes incorruptibles, cuanto más los bienes que perecen… Hasta el final de tu vida odiarás el mal… Juzgarás con equidad. No crearás la división, sino que restablecerás la paz reconciliando a los adversarios. Reconocerás tus pecados. No irás a la oración con el Padre Todopoderoso con mala conciencia, sino purificado, y con el corazón contrito y humillado; anonadado ante el Todopoderoso

Os envío los mejores deseos, y con la esperanza de que sigáis todos bien, recibir un cariñoso saludo, CTA.

____________________

*Religiosa actualmente residente en Segovia (España), después de algunos años de su vida transcurridos en colegios de Latinoamérica y USA. Mantiene correspondencia pública con Efraín Barrios Molino, antiguo luchador por la justicia social en Centroamérica.

Noticias relacionadas

Memoriosos caprichosos

Convertimos en caprichos peligrosos, lo que debieran ser ayudas documentales

Para reforzar relaciones comerciales

V. Abelenda, Girona

El Estado se lava las manos

G. Seisdedos, Valladolid

Educación trasvasada... Educación utilizada

A. Alonso, Madrid

Cataluña, cromos y culpa

V. Rodríguez, Zaragoza
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris