Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Fútbol   -   Sección:  

La ACB, al rojo vivo

José Enrique García
Jose Enrique García
lunes, 2 de octubre de 2006, 02:02 h (CET)
Después de lo que el baloncesto ha hecho vibrar a la afición española en el Mundial de Japón, la competición patria merece captar parte de los focos que siempre se dirigen al balompié. Para el que esté harto de ver ganar siempre al Barcelona, comienza una liga apasionante de emoción hasta el último segundo, de espectáculo, de mates y triples y de mantener a los hinchas pegados al televisor hasta el último segundo… eso sí, nada de Prime Time, que este es un deporte muy bonito pero minoritario a juicio de las “teles”. Mientras hay cadenas dispuestas a pagar una millonada a un club para coger parte del pastel de la Liga de las Estrellas o que ya han pagado una fortuna para ofrecer un partido semanal de la Liga de Campeones (con perjuicio del aficionado, que antes veía dos), el baloncesto lo ponen La 2 y las autonómicas a horarios tan atractivos como las 12 de la mañana.

Pese al desinterés catódico, con la merma económica que para los clubes supone, la española es una liga que crece cada año para seguir siendo la mejor de Europa y exportando jugadores a la cada vez menos inalcanzable NBA. Este año falta el fichaje de relumbrón, pero a cambio las plantillas se han conformado de una manera más compensada, factor este que no hace sino aumentar la emoción de la competición. A falta de nuevos jugadores rutilantes, la ACB cuenta con el aliciente de que nadie se juega un euro por un campeón a estas alturas porque lo puede ser cualquiera. No en vano en los últimos cinco años ha habido cuatro campeones diferentes (TAU, Real Madrid, Barcelona y Unicaja).

Para la actual campaña estos mismos cuatro equipos parten como candidatos al título con el añadido del histórico DKV Joventut y las incógnitas de Akasvayu, Pamesa o Estudiantes. El antecedente más actual, la Supercopa, ya ha regalado muy buenos momentos de baloncesto y ha señalado al TAU como el rival a batir. En el bloque formado por Prigioni, Scola, Vidal y Erdogan han sumado al imprevisible Rakocevic para formar un conjunto compacto y difícil de batir. Unicaja, como defensor del título, también es favorito ya que mantiene el equipo campeón del año pasado y se ha reforzado nada más y nada menos que con Carlos Jiménez, que ayer anotó los primeros puntos de esta campaña. El Barcelona, con la llegada de Roko Leni Ukic, deberá reflejar sobre el parqué el nivel que se le presupone sobre el papel. Por último, el Real Madrid de Plaza tendrá que empezar por creérselo para despejar las dudas que siempre despierta la sección de baloncesto del club blanco; han recuperado a Mumbrú y Raúl López y ayer ante el campeón (29 de ventaja sobre Unicaja) demostraron que pueden vencer a cualquiera. Lo dicho, la ACB al rojo vivo, y además la Copa, la Euroliga… y al final el Europeo de Madrid, argumentos para no perder el aro de vista.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris