Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   David Garcia   -   Sección:  

¡Ya vino la TESA!

David García
Redacción
sábado, 30 de septiembre de 2006, 22:00 h (CET)
Una vez más, jueves y una vez más, la TESA ya ha comenzado a hacer sus primeros estragos. ¡Monótona!. En un principio, sus efectos empezaban el viernes, coincidiendo con la salida del trabajo. ¡Pero ya ni se respeta la cronología de la semana!.

El problema es que la discreción no es su fuerte y no es que sólo se vea o se note, lo peor es que hay casos en los hasta se huele. Y eso de sentir su fragancia desde el punto de la mañana, como que me está empezando a desequilibrar aún más.

Sin duda alguna, el peor momento de todos se pasa en el metro. Entre estación y estación. Ahí encerrado y respirando dióxido de carbono ultra reciclado por las decenas de personas que están a tu alrededor.
Parece que no tuviéramos suficiente con tener que aguantar al imperio de las axilas que reina en las horas punta porque mientras vas indefenso embutido en el vagón, los jueves y viernes toca ración doble; TESA y AXILA.

Ójala ahí terminara la cosa, pero la cruda realidad continua y es al llegar al trabajo cuando la TESA te acorrala y te acecha inexorablemente. Todo se vuelven susurros, miradas, frases ambiguas, diálogos absurdos....

La TESA está en su plenitud. La TENSIÓN SEXUAL está a punto de desbocarse. La gente se esfuerza en utilizar en su entorno cotidiano los últimos cartuchos semanales que le quedan.
Excusas para quedar con el objetivo las hay miles, pero la creatividad tampoco es el fuerte de la TESA, y siempre se reduce a lo mismo: “Tomar algo después del trabajo”.

Eso sí, hay que decirlo de modo espontáneo y en un tono que denote que estás estresado por el curro y que os merecéis los dos un momento (mejor un “momentón”) de distensión.
Aún y todo, en caso de fracasar en este primer intento del jueves no hay que desesperarse. Queda todo el viernes, el sábado y el domingo, para encontrar alguien que tenga también con la TESA en su plenitud.
Y sino tomar nota de mi amigo Sergio. El siempre que sale de casa, lleva una caja de preservativos encima porque dice que así tiene un 66´6% de posibilidades de triunfar. Y es cierto, para triunfar con sentido común, únicamente se necesitan 3 elementos y el ya tiene 2. Una persona con ganas (Sergio), un método de prevención (en su caso preservativos) y otra persona con ganas o a la que se le de lástima (llamémosla X).

Y es que hay todo tipo de TESAS, las optimistas, las pesimistas, las sobrias, las ebrias, las imaginativas...
Sea cual sea el discurso oficial que cada TESADICTO promulgue, sigo manteniendo que en el fondo, la TESA es mala y nociva. Sólo hay que observar a la gente el lunes. Caras de frustración, egos por los suelos, carteras sin billetes... . Y encima lo peor es que de camino al trabajo, entre axila y axila se les oye pensar en voz alta: “Esta semana seguro que es la mía. ¡En dos días, miércoles y a triunfar!”.

¡NOOOOOOOO, desde el miércoles, NOOOOOOO!

Noticias relacionadas

De Guindos niega que la sombra de la financiación ilegal ponga en riesgo al Gobierno

Sostiene que la publicación de los papeles no afectará a España en los mercados

Solana espera que la trama Bárcenas no haga caer al Gobierno

El exministro socialista es partidario de que se produzcan dimisiones cuando hayan imputaciones

Rajoy abandona la cumbre europea sin articular palabra sobre Bárcenas

Ha pedido esperar a la rueda de prensa posterior al Consejo europeo

El estado de salud de Mandela es "crítico"

Los médicos califican de falsa las noticias de un supuesto infarto

El Gobierno reabre la plaza Taksim tras el violento desalojo

La Policía impide todavía el tráfico rodado
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris