Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Internacional   Paraguay   -   Sección:   Opinión

Horacio Cartes en Cuba contribuye a fortalecer la CELAC

La prensa ultraderechista lamenta que incluso aquellos presidentes que consideraban aliados como Horacio Cartes, contribuyan al afianzamiento de la CELAC
Luis Agüero Wagner
@Dreyfusard
lunes, 27 de enero de 2014, 07:57 h (CET)
Recordaba Benedetti que un sociólogo norteamericano había dicho que la propaganda era una formidable vendedora de sueños, pero resulta sueños ajenos, y lo que verdaderamente anhelaba era que se cumplan los sueños propios.

Al parecer, al Sur de la Frontera los tiempos han cambiado desde aquellos días en que los esclavos se veían a sí mismos a través de los ojos del amo, y las señales que dan los jefes de estado latinoamericanos lo confirman.

Ante lamentos del periodismo latinoamericano subsidiado por la ultraderecha norteamericana, los líderes del continente se reunirán en La Habana el 28 y 29 de enero, un año después de la que fue su primera cumbre tras la fundación del organismo en diciembre de 2011.

El presidente venezolano Hugo Chávez, que fue el principal impulsor de la Celac, nunca hubiera imaginado que presidentes como Horacio Cartes, contribuirían con su participación activa al afianzamiento de su proyecto.

Cartes, quien fue publicitado como exponente de la ultraderecha más dura por la prensa que buscaba alejarlo de los gobiernos de la región, y de los bloques de integración, sorprendió con su actitud integracionista y un giro de acercamiento a gobiernos de izquierda.

Por si todo ello fuera poco, denunció la injerencia norteamericana en la fiscalía de Paraguay y dispuso que sean llamados a dar explicaciones los embajadores de Estados Unidos y varios otros países que cometen intromisión en asuntos internos paraguayos.

Cartes también ha infligido duros golpes a los empresarios corruptos, devolviendo la siderúrgica ACEPAR al control estatal.  También lanzó duras críticas a aquellos grupos oligárquicos que se niegan a pagar sus impuestos.

En la cumbre de la CELAC, Cartes expondrá sus puntos de vista sobre la lucha contra la pobreza, que ha emprendido en Paraguay con fuertes críticas de la prensa ultraderechista.  Esta le reprocha sobre todo su retórica hostil hacia la oligarquía y el empresariado, al que calificó como el sector que más daño ha causado al Paraguay.

En los últimos días, varios de los tecnócratas que ocuparon puestos en el gobierno paraguayo  por presión del empresariado a través de su prensa dicta, han recibido una lluvia de críticas desde diversos sectores ciudadanos.  Un caso emblemático es el del director de la previsional social, Hugo Royg, quien fue citado por el Congreso para dar explicaciones de su desastrosa administración.

El influyente parlamentario Oscar Tuma incluso calificó al “técnico” cuestionado como carente de la más mínima capacidad para estar al frente de la institución que dirige.  En medio de fuertes discursos contra el neoliberalismo tardío y embestidas políticas, el presidente paraguayo decidió su presencia en la cumbre de la CELAC.

Pero no solo la presencia del presidente paraguayo constituye un contrasentido para la ultraderecha trasnochada,  también la del mismo secretario general de la OEA.

Para contrariedad de la vieja guardia maccartista que aún sobrevive sobre todo en algunos medios decadentes de América Latina, constituye un contrasentido que incluso el Secretario General de la OEA, el señor José Miguel Insulza, haga acto de presencia en la CELAC.

Incapaces de interpretar el cambio de época, los nostálgicos del patio trasero imperial van perdiendo jirones de influencia en las sociedades, en las cuales pretenden seguir insertos, como un dinosaurio al cual los vientos de fronda arrancan las escamas.

Se ha dicho que el poder desgasta sobre todo cuando no se tiene, frase que bien podría ser aplicada a la vieja derecha latinoamericana, que prefiere petrificarse a contradecirse.  

Y recordarnos permanentemente de donde viene, sin preguntarse a donde va.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Velocidad de la alegría

Necesitamos agilidad mental para el cultivo y disfrute de la alegría crítica y constructiva

En busca del bien común

D. Martínez, Burgos

La Diagonal, inutilizable

M. Llopis, Barcelona

Su misión somos todos

P. Piqueras, Girona

Problemática implantación del Artículo 155

J. Cruz, Málaga
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris