Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Políticamente incorrecta   -   Sección:   Opinión

¿Qué fue del seny?

Almudena Negro
Almudena Negro
@almudenanegro
sábado, 30 de septiembre de 2006, 01:42 h (CET)
La penúltima acaecida en el oasis catalán, ese inmenso remanso de paz en donde cada vez se restringen más las libertades individuales, ha sido el anuncio pro selecciones catalanas en que aparece un niño vestido con la camiseta de la selección española de fútbol. Ya saben, ese anuncio financiado por una organización que no debe recibir apenas subvenciones públicas, donde se insulta, de nuevo, a los españoles. Y esta vez, además, utilizando a menores. Hete aquí que Ciudadanos por Cataluña y el Partido Popular acudieron, sorprendentemente, a un organismo dictatorial llamado CAC para tratar de evitar la emisión de dicho anuncio. Y digo sorprendentemente porque, en mi opinión, en lugar de acudir a órganos totalitarios debían de haber acudido al Juzgado de Guardia más próximo. El caso es que el CAC ha determinado que en el caso del nazi-anuncio la libertad de expresión es, justo al contrario que cuando dictaminan acerca de los contenidos de la Cadena COPE, el valor a proteger. ¡Qué casualidad! A la Ministra de Educación de ZP, Montilla y Pepiño, Mercedes Cabrera, la utilización de niños le parece “desacertada”. Fin de la crítica. ¡Oh sorpresa!

También ha sido en Cataluña en dondeha sido éxito de ventas un trabajo universitario de un alumno llamado Alvaro Vioque, el cual se presupone que con motivo del gustirrinín que el trabajo-libelo provocó en algún profesor universitario, fue publicado en forma de libro-panfleto, titulado “Les barbaritats de la COPE”. Hasta aquí muy bien. Pero es que el autor se inventó, directamente, al menos algunas de las citas que en él aparecen. Citas que ponía en boca del locutor radiofónico Federico Jiménez Losantos. ¡Cómo sería la manipulación que el propio CAC, que raudo y veloz acudió a estudiar las "barbaritats" por si era necesario sancionar a la COPE, tuvo que reconocer que no encontraba por ninguna parte las declaraciones que el alumno aventajado catalán ponía en boca del locutor! Eso sí, el tal Vioque, una vez descubierto el pastel, declaró que “por ahora no tengo nada más que decir”. Y, efectivamente, lleva meses guardando silencio.

Una llamada Coordinadora de Asociaciones para la Lengua (CAL, no CAC), que seguro que también se financia sólo con medios privados, ha exigido que a la Feria del Libro de Frankfurt sólo viajen autores que escriban sus libros en catalán. Vamos, que piden que los editores no puedan elegir libremente a quién llevan a las ferias. Es lo que se podría llamar la internacionalización de la paletada.

¿Y Rufianes? Ya saben todos que “Rufianes son todos”. No hace falta que me extienda. Eso por no hablar del precioso artículo que un tal Oriol Malló dedicó a Albert Boadella y Arcadi Espada en el diario “Avui”, ese periódico que no vende nada pero que es financiado, entre otros, por la Generalitat, propietaria de un 20% de su accionariado.

En los medios de comunicación de Cataluña, fiel espejo de su clase política, los insultos hacia los no nacionalistas se han convertido en el pan nuestro de cada día. El desprecio hacia los españoles, expresado de la forma más ordinaria y soez posible, ya no es noticia. Y yo cuando leo estas cosas no puedo evitar preguntarme si eso que nos contaban del “seny” no fue acaso siempre una burda mentira. Porque, si no lo fuera… ¿qué fue del seny? ¿ha quedado acaso oscurecido por el nacional-socialismo y el pensamiento único nacionalista imperante en aquella tierra? ¿ha triunfado la palurdez sobre el sentido común? ¿o es que acaso la brecha entre la clase dirigente, los medios de comunicación y la ciudadanía se ha hecho ya tan grande que cualquier parecido de los primeros con los pensamientos, preocupaciones e inquietudes de los últimos es mera coincidencia? Necesito que alguien me lo aclare.

Noticias relacionadas

No es lo mismo predicar que dar trigo

La demagogia es la hipocresía del progreso

Los pronósticos se cumplieron. España sumida en el desconcierto

“Acepta. No es resignación pero nada de hace perder más energía que el resistir y pelear contra una situación que no puedes cambiar” Dalai Lama

A vueltas con la justicia

Desde el Código de las Siete Partidas a nuestro sistema punitivo actual han pasado siglos pero, a mi entender, sigue siendo bastante deficiente

Pedro Sánchez no aprende

Su irresponsabilidad es un hecho hasta el punto de estar organizándose el partido para celebrar un cónclave y hacerle ver las desventajas y la insensatez de presentar ahora una moción

Verdad y política, dos caminos enfrentados

No existe razón alguna válida donde la política pueda hacer excepción de su exigencia de verdad
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris