Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

España ¿va a mejor o a peor?

“Hannibal ad portas”, Cicerón
Miguel Massanet
viernes, 17 de enero de 2014, 07:38 h (CET)
Y es que señores uno, en estos momentos, se debe preguntar si, en realidad, estamos saliendo de la crisis, nos encontramos ante el umbral de una época de mejora económica o hemos entrado en terreno de nadie, en esta especie de Purgatorio de incertidumbre, desasosiego, desesperanza y miedo a lo que está por venir, fruto de esta gran antítesis entre lo que nos dicen unos, los que nos gobiernan, pintando la situación del país como esperanzadora y positiva y lo que intentan que nos creamos los otros, aquellos que creen que el actual ejecutivo nos lleva, con su sistema de gobierno y sus recortes sociales hacia la perdición. En realidad, tengo la impresión de que, ninguna de ambas teorías es acertada, y es muy probable que debamos ser los mismos ciudadanos los que nos hagamos nuestro propio análisis de lo que es la actual situación económica, financiera, política y social de nuestra nación, España.

Si les he de ser sincero lo que, en estos momentos y a la luz de los últimos acontecimientos que se están produciendo en distintos lugares de nuestra geografía, se percibe es que se está produciendo un apresuramiento, un cierto nerviosismo y un afán de adelantar acontecimientos, por parte de ciertos partidos de nuestro arco parlamentario, que han decidido actuar antes de que, lo que comienza a ser una evidencia, aunque en una fase muy inicial, es decir: la aparición de una serie de indicios que podrían ser el principio de un cambio de tendencia que pudiera desembocar, en uno o dos años, en una mejora de nuestra producción, de las posibilidades de financiación de nuestras empresas, de nuestras exportaciones y nuestra productividad y competitividad, respecto a nuestros competidores del resto de Europa que, en definitiva, sirviera para abrir la espita de la contratación de parados aunque, no estamos muy seguros de que volvamos a los tiempos en los que la seguridad de mantener indefinidamente un puesto fijo de trabajo era lo corriente. Europa ha cambiado y nosotros, si queremos permanecer en ella también deberemos seguir las reglas del juego.

Por muy desleal que pueda parecer, por lo que significa para España y sus ciudadanos, en este país y, especialmente entre los partidos de la izquierda parlamentaria, hay muchos, encabezados por el PSOE y por la IU del señor Cayo Lara, que ven con muy malos ojos y con especial preocupación que, la situación laboral y productiva en nuestra nación, pudieran mejorar lo que, evidentemente, desmontaría toda su labor de acoso al Gobierno y dejaría en pelota picada a todos aquellos que han criticado la política de recortes llevada a cabo por el gobierno del PP. No les extrañe, por tanto, que a partir de ahora y, cada vez, con más intensidad y virulencia, vayan surgiendo pequeños conatos de protestas basados en las más nimias causas. Sin duda que, la extrema izquierda, se ve obligada a hacer un tour de force para movilizar a la población, crear incidentes y promover huelgas y algaradas con el fin de que, antes de que los resultados de la política del Gobierno pudiera insuflarle oxígeno y que la opinión de los españoles, ahora muy poco favorable a quienes nos gobiernan, pudiera variar a medida que se fueran percibiendo resultados que confirmaran una cierta recuperación, aunque no fuera toda a la que aspiramos los ciudadanos después de siete años de crisis y recesión económica; ellos hubieran dispuesto de la oportunidad de crear una situación social insostenible dentro del país.

Nadie vea los episodios de Burgos como una simple casualidad ni considere los apoyos que, en Madrid, unos grupos ruidosos y vandálicos, los hayan apoyado quemando contenedores y cometiendo actos de barbarie como una coincidencia. Es sólo el principio de una campaña puesta en marcha por todos aquellos que no quieren que España vuelva a contar entre los países europeos o mantenga una buena relación de amistad con los EE.UU de América. Sin duda que la Historia nos ayudará a comprender la situación si nos referimos a lo que fueron las jornadas de octubre de 1,934, cuando gobernaba la República el partido de derechas de la CEDA, aunque la presidencia recayó en el partido radical de Lerroux. Los socialistas, bajo la dirección de F.Largo Caballero, se propusieron derrocar al Gobierno legítimo, para lo cual se dedicaron a convocar huelgas en todas las ciudades importantes, principalmente en Madrid, lo que originó un verdadero caos que culminó con la llamada Revolución de Asturias (en la que las Juventudes Socialistas de Carrillo tuvieron gran protagonismo) y la proclamación de la República Catalana independiente a cargo del señor Maciá.

Salvando las distancias, mucho nos tememos que el sistema, los medios y los protagonistas que se esconden detrás de los absurdos sucesos de Burgos (donde un plan que llevaba el PSOE como propio, posteriormente asumido por el PP, vencedor en las elecciones; pactado con la mayoría de asociaciones de vecinos desde hace meses; de pronto, por la intervención de unos centenares de personas, se para), con la intervención de los activistas de siempre, no hubiera pasado de una mera anécdota, de los cientos que cada día se dan en nuestra nación; tienen grandes similitudes y, con toda probabilidad, idénticos fines: derrocar al gobierno del PP antes de que las mejoras que se esperan se materialicen y bajen la temperatura de las masas, ahora sobrexcitada a causa de las dificultades económicas que nos acompañan.

Sin embargo, mucho nos tememos que, el actual Gobierno, una vez más, va a decepcionarnos y optará por pretender restarle importancia a los gravísimos hechos de Burgos y Madrid; con lo que favorecerá que se produzcan nuevos focos; de modo que, sin apenas darnos cuenta, el país estará en manos de aquellos que han sido incapaces de aceptar que otros vayan logrando lo que ellos, mientras gobernaban no pudieron, no supieron hacer durante los 7 años de gobierno socialista. No perdamos de vista a los nacionalistas que se encuentran como pez en el agua en una situación en la que se pone en cuestión la capacidad para gobernar del legítimo gobierno de Rajoy, para lo cual no dudan a acudir a métodos evidentemente antidemocráticos y, en ocasiones, delictivos, para minar la autoridad y los mismos fundamentos del Estado de Derecho.

Es un suicidio político y una temeridad sin nombre el que, el Gobierno, se desentienda de todos estos brotes revolucionarios, simplemente considerándolos inocuos, sin trascendencia y meramente esporádicos. Grave error. El reto independentista en Catalunya que, a medida que el tiempo pasa sin una actuación contundente del Estado, va adquiriendo más fuerza y capta más adeptos; los primeros avisos por parte del gobierno del PNV y BILDU, en el País Vasco en el que se permitieron manifestaciones de apoyo a los presos etarras puestos en libertad; el caso insólito de las obras de Burgos, una ciudad tradicionalmente afecta al PP y sus ecos en Madrid; no han tenido otra respuesta del Gobierno que la indiferencia, el silencio y, si se me permite la malicia, en el caso de Burgos no sería extraño que, su alcalde del PP, hubiera recibido consignas de algún ministerio de Madrid para que se rindiera ante el órdago de los que se han opuesto a las obras.¡Vergonzoso y muy peligroso!.

El darles cuerda a los revolucionarios es un juego peligroso. Tenemos al Aníbal revoltoso a las puertas, intentando atravesar el Rubicón de la legalidad, para apoderarse del poder; ¿permanecerá el Gobierno impávido ante el reto? Mucho nos tememos que sea sí. O esta es mi visión, señores, del panorama español en estos momentos.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Xavier Domenech, ni una cosa ni la otra

Perfiles

Reinicio del Sporting

La plantilla del Sporting representa también a Gijón

Penumbras cuánticas

La farándula nos hipnoyiza si no prestamos atención a las conexiones perversas que subyacen

Rajoy, el francés Valls, Piqué y Cataluña

Los tres se ocuparon de ella

Leticia esclava de su imagen y aguijonazos electorales

“Con los reyes quienes gobiernan son las mujeres y con las reinas son los hombres los gobernantes” Duquesa de Borgoña
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris