Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Entrevista   -   Sección:  

''Me conformo con cualquier trabajo que me permita ahorrar para volver a ir a Perú para ayudar''

Ana Márquez Ibáñez
Redacción
viernes, 29 de septiembre de 2006, 01:41 h (CET)
Ana Márquez Ibáñez es una joven de 27 años que lleva a cabo tareas solidarias en los diferentes poblados de Cuzco (Perú), a los que lleva viajando en los últimos años y poco a poco está agrupando a más gente para ayudar a los demás. No tiene un trabajo fijo, ni tampoco le preocupa la estabilidad laboral; un día descubrió que su felicidad era mayor cuando ayudaba a los demás, y sigue haciéndolo.

Eduardo Cassano / Magazine Siglo XXI

¿Cuántas veces has ido a Perú?
Tres veces. La primera ve pasé un mes de vacaciones, la segunda estuve tres meses y la última sólo uno, la economía no daba para más (risas).

Cómo fue tu primer viaje?
Pues el primer viaje fueron unas vacaciones a Cuzco. Una amiga peruana que se iba allí a visitar a su familia nos invitó a mí y a mi hermana a ir y me apetecía conocer el país. Una vez llegué y comprobé la realidad en la que viven hice lo que pude por echar una mano.

El ver que por poco que hacía la gente estaba contenta y agradecida me hizo pensar en hacer algo al volver a España. No sé, llámalo satisfacción personal si quieres, pero es emocionante reír y llorar con ellos. El segundo viaje lo planifiqué mejor, y para estar más tiempo.

¿Los dos siguientes fuiste con alguna ONG?
No. Con una ONG no es tan fácil. Es cierto que te pagan el viaje, pero tienes que tener ciertos estudios y estar el tiempo que ellos digan.

¿No puede viajar con una ONG todo el mundo que quiera contribuir con algo más que una donación?
Por lo que yo sé no. Quizás no estoy del todo bien informada, pero antes de hacer mi primer viaje con fines solidarios no lo conseguí. En algunas exigen un perfil de cierta edad, tener una carrera universitaria, etc. Así que decidí organizarlo por mi cuenta y con mis amigos.

¿Cómo organizaste los viajes?
Fue muy sencillo. Al llegar a casa después del primer viaje mi hermana y yo nos pusimos a contar todas las historias a nuestros amigos, lo que hay allí y lo que hicimos. En los dos siguientes se apuntaron hasta 6 amigos. A uno de ellos le dije: “oye, que nos vamos a Perú, ¿te apuntas?” y me dijo sin pensar: “Qué día y en que avión” Me sorprendió porque aunque ya teníamos comprados los billetes al final vino.

¿Qué te hizo cambiar tus planes de ocio por los de solidaridad?
La gente, el ver lo necesitada que está en la otra parte del mundo, y lo agradecida que es con cualquier cosa. Lo que para nosotros no es nada, allí montan una fiesta con lo que tienen. Aunque es cierto que para ver esto no hace falta salir del país pero bueno, así también se valora más lo que tiene uno. Es bonito ayudar y mucho más cuando te lo agradecen, siempre aprendes algo de los demás.

¿A qué parte de Perú vais?
Suelo instalarme en Cuzco al llegar, y de allí vamos a diferentes poblados como Paucartambo o Urubamba. Vamos siempre a los mismos lugares porque ya lo conocemos y hemos hecho buenas amistades, pero quizás el próximo viaje pueda ser en otro lugar, como por ejemplo la selva que aún no he ido.

¿Ya estarás acostumbrada a los viajes tan largos verdad?
Pues de Córdoba a Perú en el viaje paso muchos nervios, para que todo salga bien, que llegue todo y no se pierda ninguna maleta en el camino. Desde Madrid a Lima el viaje dura unas 12 horas. Interminables por cierto, sobretodo si hay turbulencias, pero dejando eso a un lado, deseando que podamos subir todas las maletas al avión sin que nos retiren nada al embarcar.

¿Cuál es el equipaje que sueles llevar?
Bueno, es que tampoco te permiten llevar más de 2okg de peso, así que tenemos que seleccionar bastante. Por eso llevamos la ropa justa, que dejamos allí al volver con lo puesto, y el resto son medicamentos comunes, para el dolor de cabeza, vendas o tiritas (curitas como les llaman allí). De hecho en ningún viaje ni yo ni los que han venido conmigo hemos vuelto con la ropa que nos llevamos, sólo con algún regalo de recuerdo.

¿Cómo repartes los medicamentos?
Cuando llegamos a algún pueblo las repartimos en colegios o gente que tratamos de saber que les ocurre, si tienen algún familiar enfermo en casa. Hay que tener cuidado porque con muchos se vuelven locos con tal de que les des cualquier cosa, y las medicinas hay que saber racionarlas.

En alguna ocasión, si es apropiado, hemos reunido algo de dinero para algún tratamiento de alguien en concreto, como pasó con Cristina. Le dimos dinero porque no podía costearse las pastillas para un cáncer. Al final murió en febrero de este año, poco después de marcharme, pero me siento bien con saber que la pude ayudar con algo, y ella y su familia estaba muy agradecida.

¿En que condiciones sobreviven allí?
En la ciudad parece que viven algo mejor por aquello de que tienen agua y luz, y sobretodo del turismo. Allí alquilan coches y los hombres trabajan como taxistas, mientras que las mujeres cocinan pasteles en sus casas y salen a venderlos a la calle.

Hay una anécdota muy graciosa cuando te preguntan de dónde eres y dices que eres español. Enseguida repiten de carrerilla: “ah si, España. Capital Madrid, Rey Juan Carlos y Reina Sofía. Príncipe Felipe, que se casó con una periodista, Doña Leticia. ¿Tiene euros para mi colección señorita?

En los pueblos viven un poco peor. Hay agua pero no llega a todas las casas y viven de lo que cultivan ellos y de la ganadería. Hay otros poblados como Quillabamba que trabajan vendiendo fruta, o en Ubamba sí que viven más del turismo porque hay una parada del tren que va al Macchupichu.

¿Qué es lo que más te ha impresionado?
Muchas cosas. Por ejemplo un día que llegamos a un pueblo y nunca habían visto a extranjeros, no sé que debieron pensar los de allí, pero por como nos miraban parecía que éramos dioses. Y luego los niños. ¿Alguna vez has visto que un niño se ponga tan contento con un simple lápiz? Porque recuerdo a un niño que le regalamos uno y parecía que tenía un tesoro. Es curioso, al año siguiente cuando volví y pasé a visitarle, aún lo guardaba.

¿Y ahora, de vuelta a casa, a qué te dedicas actualmente?
Ahora estoy en paro. Mientras busco trabajo ayudo a mis padres en un asador, el negocio familiar. Aquí en Córdoba no hay mucho trabajo para elegir, así que me conformo con cualquier trabajo que me permita ahorrar para volver a ir a Perú para ayudar.

¿No te preocupa el futuro, la estabilidad laboral, etc.?
Claro que me preocupa, pero veo a otros jóvenes de mi edad que están como yo y no precisamente porque se vayan cada año de viaje. Así que bueno, mientras tenga lo justo para vivir no quiero nada más. Si hoy tengo que pasar la semana con 5 euros pero sé que me podré ir otra vez allí, no me importa... como si no los tengo.

¿Y la gente que te rodea lo entiende?
La verdad es que no, a excepción de los amigos que vienen, sé que la mayoría no lo entienden. Tampoco los jefes que he tenido. Pero yo soy feliz así. Cualquiera quiere tener una casa y dinero para gastar, pero a mí eso no me hace feliz. Yo tengo poco pero prefiero compartirlo, de ese modo soy feliz.

¿Entonces, ya tienes previsto el próximo viaje?
¡Si! Quisiera repetir en enero, pero aún estoy mirando algunas cosas. A ver si lo consigo.

Finalmente Ana me deja su correo electrónico por si alguien quiere unirse en los próximos viajes, recordándome que para ser solidario no es suficiente con donar una cantidad de dinero… todo el mundo debería ir al menos una vez en su vida a un país que precisa ayuda. Unos días de vacaciones para nosotros, a veces sin saber siquiera disfrutarlas, son de mucha ayuda para familias enteras que sobreviven como pueden.

Ana Márquez Ibáñez yapapami@hotmail.com

Noticias relacionadas

De Guindos niega que la sombra de la financiación ilegal ponga en riesgo al Gobierno

Sostiene que la publicación de los papeles no afectará a España en los mercados

Solana espera que la trama Bárcenas no haga caer al Gobierno

El exministro socialista es partidario de que se produzcan dimisiones cuando hayan imputaciones

Rajoy abandona la cumbre europea sin articular palabra sobre Bárcenas

Ha pedido esperar a la rueda de prensa posterior al Consejo europeo

El estado de salud de Mandela es "crítico"

Los médicos califican de falsa las noticias de un supuesto infarto

El Gobierno reabre la plaza Taksim tras el violento desalojo

La Policía impide todavía el tráfico rodado
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris