Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
16º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Cartas al director  

​Las Consecuencias de la política del hijo único

Jesús Martínez Madrid, Girona
Lectores
@DiarioSigloXXI
viernes, 10 de enero de 2020, 11:00 h (CET)

“En el pasado ha habido una joven China persiguiendo a unos EE.UU. de mediana edad”, declaró el investigador Yi Fuxian al South China Morning Post “es por eso que China ha logrado cerrar tan rápidamente la brecha entre los dos países. Ahora va a haber una vieja China intentando perseguir a unos EE.UU. de mediana edad, y la brecha (entre los dos países) es probable que se haga más y más amplia. El envejecimiento de la población china puede convertirse en un obstáculo para el país que intenta superar a los EE.UU.”, dijo.

Según la Comunidad Nacional China sobre el envejecimiento, en 2050 la población por encima de los 60 años de edad podría alcanzar los 487 millones, un tercio de la población.

Los expertos denuncian que Pekín está inflando estas lamentables estadísticas de fertilidad para subsanar los efectos dañinos de la política del hijo único. Los números oficiales, publicados por la Oficina Nacional de Estadística en enero, dijeron que el número de nacimientos cayó a 15,2 millones en 2018. Eso es un índice total de fertilidad de 1,6 niños por mujer y una caída del 12% en comparación con 2017. Un demógrafo dijo que el índice actual de fertilidad era 1,18 niños por mujer entre 2010 y 2018, una cifra incluso más baja que la de Japón.

Otro experto calificó como problema el asunto de las cifras demográficas de China, así como que el hecho de que el gobierno le reste importancia al asunto inflando las estadísticas de fertilidad y asumiendo que la intervención del gobierno solucionará los problemas es un mal presagio para la economía china.





Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

​Caraduras y sinvergüenzas: la insoportable banalidad de la hipocresía

Detengamos las mentiras de los que solo piensan en términos cuantitativos de más o menos

Estupidez del sometimiento

Las decisiones frívolas de los gestores, convierten en estúpidos los sometimientos, aún con la gravedad del momento

¡Maldita falta de transparencia!

Hay que salvar las televisiones privadas para que no hablen mal de su pésima gestión, pero no miran las morgues abarrotadas de ciudadanos y ciudadanas que fallecieron por su negligencia

La vida después del virus

Aunque el presente pueda lucir sombrío, no siempre los tiempos difíciles representan malos augurios y la historia de las pandemias lo demuestra

​¡Maldita falta de transparencia!

¿Entienden ahora los injustos 15 millones que el gobierno ha dado a las televisiones privadas?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris