Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El crisol   -   Sección:   Opinión

El espíritu impera

Pascual Mogica
Pascual Mogica
miércoles, 27 de septiembre de 2006, 23:10 h (CET)
No fue solamente a que los musulmanes no le habían pedido perdón a él, a Aznar, por haber ocupado España durante siglos. Aznar, también habló, en la conferencia que pronunció en el Hudson Institute, sobre los Reyes Católicos, de Isabel y Fernando, de los cuales confesó ser un “absoluto entusiasta”. Al declararse un “entusiasta” de los Reyes Católicos, y teniendo en cuenta aquel cántico falangista que decía: De Isabel y Fernando el espíritu impera/Moriremos besando la sagrada bandera/Nuestra España gloriosa/Nuevamente ha de ser/... Con esto y con su pasado ¿o presente? falangista no hay que ser muy sagaz para darse cuenta del porque Aznar, “pasa” de las autonomías y de los “moros”.

De algún modo Aznar, a través de lo dicho en esa conferencia, nos ha dado a conocer un poco más de lo que ya sabemos sobre su personalidad y sobre su formación política y el porqué de su, en muchas ocasiones, extraño proceder.

A nadie se le escapa tampoco que Aznar, es un individuo con sueños de grandeza. No olvidemos aquello que dijo que había que “sacar a España del rincón de la historia”. En la citada platica y refriéndose al terrorismo global, dijo que “hay un vacío de liderazgo. Hay líderes débiles y yo creo que este es un buen momento para los líderes fuertes”. ¿Cual es su prototipo ideal de “líder fuerte”? ¿Hitler? ¿Mussolini? ¿George W. Bush?

No puedo sustraerme al deseo de comentan lo que también dijo sobre la OTAN y la Alianza de Civilizaciones. Ha puesto de manifiesto que esta última es imposible y que nuestra alianza debe ser la Alianza Atlántica para que “sea cada día más fuerte”. Por “si nos atacan poder defendernos”. O sea que no aboga por aliarnos por la paz y si por liarnos a bombazos con el primero que se nos ponga por delante.

Aquí se ha destapado el verdadero Aznar, con su doble personalidad, la de un sujeto con un claro complejo de inferioridad y a la vez con un enorme deseo de alcanzar la grandeza, lo que le convierte en un individuo que crea en los demás temor y genera falta de respeto hacia su persona.

Nunca me han gustado las personas con sueños de grandeza por que la mayoría de los que han padecido esta circunstancia han acabado haciendo mucho daño al mundo y por ello a las personas, al tratarse de seres mentalmente desequilibrados. Y el estado mental de Aznar, no es de los que inspira confianza.

Noticias relacionadas

¡Qué escándalo! ¡Qué escándalo!

“Una nación no se pierde porque unos la ataquen, sino porque quienes la aman no la defienden” Blas de Lezo y Olavarrieta. Almirante español (1689-1741)

García Albiol, el sheriff de Badaolna

Perfiles

Los políticos catalanes optan por enfrentarse a la Justicia

El todo vale, el no me da la gana o el me rebelo contra la autoridad española, se han convertido en el leitmotiv del separatismo catalán. El anarquismo se impone

Críticas a refranes (I)

El objetivo de este artículo de opinión es efectuar una crítica a determinados refranes

Hedonismo de Epicuro

El epicureísmo es una escuela filosófica helenística
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris